Apoyo y cuestionamientos para la exención de tasas municipales.

La comisión de Hacienda y Presupuesto del Concejo Deliberante dio dictamen favorable al proyecto de ordenanza por el cual se impulsa la prescripción de las deudas municipales hasta el 31 de diciembre del año 2000, que no hayan sido intimadas por la comuna capitalina. Incluye tasas municipales, multas planes de pago caídos y contribuciones en general.
El presidente de la comisión de Hacienda y Presupuesto Tomás Rodríguez (FPV) dijo que al municipio le resulta más oneroso intimar deudas y al vecino que por lo general tiene documentación de pago, muy incómodo acudir a demostrar que cumplió sus obligaciones fiscales". Explicó que los sistemas informáticos empezaron a trabajar a pleno recién entre el 2000 y el 2001, con lo cual también hay una dificultad con la verificación; lo que la comuna puede recuperar de esas deudas es ínfimo respecto al costo administrativo y en recurso humano que le significa notificar a los deudores de antes del año 2000".

Respecto a los proyectos del Ejecutivo Municipal que proponen exceptuar a los introductores de harina de la tasa de Seguridad e Higiene, dijo que cada camión con harina que ingresa al Municipio paga unos $3.000, lo que es casi igual a un IVA, ya que la harina paga la mitad de ese impuesto, mientras que un camión que introduce verduras paga $120. Consideró que no hay sacrificio fiscal por parte del Municipio que, por el contrario puede mejorar su sistema de fiscalización".

Quedarán exentos de esa tasa los introductores de harina que tengan su situación fiscal regularizada al 31 de diciembre de 2008, pero cada 15 días deberán presentar una declaración jurada de las ventas, lo que permitirá blanquear un importante número de panaderías que no están registradas.

Sobre la exención y condonación de la Tasa General de Inmuebles y el Impuesto Inmobiliario a las empresas radicadas en el parque Industrial, Rodríguez dijo que en ese lugar funciona un régimen de promoción; nunca se les cobró, ni se dijo que estaban exentos, ahora se deja expresamente establecido que no se les cobra. En cuanto al proyecto que exime del pago de gravamen por la instalación de mesas y sillas, explicó que se presta a situaciones poco claras con los inspectores y comerciantes que no pagarán esa tasa siempre y cuando estén al día con la Inspección, Seguridad, Salubridad e Higiene.

Cuestionamientos

Mediante un comunicado, el Partido Obrero (PO) rechazó la eximición de los tributos municipales a empresas locales. El PO cuestionó que el jefe comunal utilizó a la crisis económica como "excusa" para exceptuar impositivamente y de por vida a algunas empresas, mientras se incrementa la presión fiscal para los hogares salteños.

Para el PO, con los beneficios otorgados a las empresas "el intendente accede de este modo a crear un agujero fiscal que lógicamente buscará llenar con el aporte de todos los vecinos, que de este modo se harán cargo con el pago de sus impuestos, de la supuesta crisis de estos sectores empresarios".

En este sentido, el partido opositor cuestionó que el jefe comunal no tomara la decisión de cargar a las empresas de servicios, como Aguas de Salta y EDESA, por los impuestos que no pagan a raíz del pliego de concesión.

A su vez, cuestionaron que las excepciones para el Parque Industrial sean "para siempre", independientemente de si se registra una situación de crisis; y el que se beneficie a los locales de la calle Balcarce o la plaza 9 de Julio "siendo este rubro, bares y confiterías, el que más inversiones ha recibido del estado municipal". La concejala Cristina Foffani entendió que se debe subsidiar a los trabajadores y no a la patronal, y denunció que las empresas continúan despidiendo personal en negro pese a las políticas oficiales.

Comentá la nota