El PD apoyará el plan de viviendas oficial

Las aguas terminaron de dividirse y el justicialismo encontró los votos que necesitaba para salir airosos en la sanción de la ley de viviendas. Aunque con algunas imposiciones, el Partido Demócrata decidió volcarse en favor del proyecto oficial.
La normativa, que sólo contiene un artículo, refrenda los convenios firmados con la Nación en el marco del plan de reconversión plurianual de vivienda y esto abre las puertas a la conformación de una fiducia con el fin de obtener los recursos para ejecutar las obras y levantar 7.700 casas en todo el territorio mendocino.

La respuesta que tanto anhelaban los justicialistas comenzó a madurar el lunes por la tarde durante un pequeño cónclave en la sede partidaria del PD, al cual asistieron legisladores e intendentes y terminó de pulirse en la reunión de bloque de ayer.

"Vamos a acompañar al oficialismo", aseguró, Roberto Pradines. Pero el voto positivo de los gansos no será incondicional. "La iniciativa del Gobierno siempre apuntó a la clase media", comentó Pradines Por ese motivo los legisladores demócratas pretenden incorporar a la ley un segundo artículo que comprometa al Poder Ejecutivo a solventar la construcción de viviendas sociales y rurales con fondos provenientes de las regalías petroleras. Estiman que la suma rondaría los $ 30 millones anuales. "Este fondo más el recupero del IPV puede cumplir con una demanda muy real que tienen los municipios", añadió. La condición de los demócratas es una respuesta a las peticiones que partieron desde las intendencias.

En las filas del PJ la noticia fue bienvenida. "Sería muy bueno que nos apoyen", dijo un contenido Jorge Tanús, presidente de la Cámara de Diputados.

El acompañamiento demócrata al proyecto de ley oficialista, no tomó por sorpresa a la gente del Frente Cívico. "Era previsible", lanzó, Andrés Marín, jefe del bloque cobista, quien calificó la acción del PD como "maquillaje" ya que según consideró "igualmente autorizan el endeudamiento, la emisión de bonos y los costos financieros infernales que tarde o temprano deberá asumir la Provincia".

Comentá la nota