Apostó con el proyecto más caro

Apostó con el proyecto más caro
La inversión de la sede elegida asciende a 13.920 millones de dólares, la cifra más alta entre las cuatro ciudades en pugna para la cita; el presupuesto operacional es de US$ 2820 millones; la Villa Olímpica contará con 32 edificios de doce plantas; las distancias, el gran desafío
Río de Janeiro ganó la sede de los Juegos Olímpicos de 2016 con el proyecto más caro de entre las cuatro aspirantes, acorde con las necesidades de desarrollo del país y con el tamaño de esta gran urbe brasileña que supera los seis millones de habitantes.

La inversión asciende a 13.920 millones de dólares, a precios contables de 2008, de los cuales un 72 por ciento corresponde al presupuesto destinado a llevar adelante las numerosas obras de infraestructura necesarias, incluyendo las reformas del aeropuerto y el subterráneo.

Río presentó garantías plenas para pagar el precio de los Juegos, asumidas en partes iguales por el gobierno central, el regional y el Ayuntamiento de Río. El presupuesto operacional suma 2820 millones de dólares y será financiado en parte por el COI (31%), patrocinadores (20%) y venta de entradas (14,4%), porcentaje que equivale a 406 millones de dólares, los menores ingresos en taquilla de entre las cuatro propuestas. Los organizadores esperan vender 7,1 millones de entradas, una cifra baja, a pesar de que el precio estará subsidiado y rondará los 36 dólares de media por espectáculo.

En el capítulo de infraestructuras, la candidatura brasileña se comprometió a gastar 11.100 millones de dólares, que corresponden a obras de transporte (50%), saneamiento (12%), energía (8%), seguridad (7%), instalaciones deportivas (4%), villa olímpica (4%), otras villas (8%) y centro de medios (2%), entre otras.

En el apartado deportivo, Río 2016 contará con 33 instalaciones; diez ya están terminadas y no necesitarán reformas fundamentales, ocho serán completadas, nueve serán construidas desde cero y, además, se instalarán otras seis estructuras temporales.

La Villa Olímpica contará con 32 edificios de doce plantas con capacidad para 17.700 camas, que permitirá alojar a la mitad de los deportistas a menos de diez minutos a pie de sus centros de competición.

No obstante, tanto la Villa como la mayoría de instalaciones están ubicadas a unos 35 kilómetros de la principal área hotelera, en los barrios turísticos de Ipanema y Copacabana, donde se alojará la gran mayoría del público.

Las enormes distancias presentan todo un desafío para el sistema de transporte que, si no funciona a la perfección, podría crear problemas críticos, según el informe de evaluación del COI. Por ello, se diseñó un programa de mejorías, que supondrá un importante legado para la ciudad.

La base del sistema de transporte residirá en 70 kilómetros de carriles dobles exclusivos para ómnibus, todavía por construir, que costarán 1230 millones de dólares, y que apoyarán los 300 kilómetros de carriles que serán reservados para la libre circulación de los vehículos de la "familia olímpica".

Además, se terminará la carretera de circunvalación de Río (600 millones), se ampliarán y remodelarán el subte y los trenes de cercanías (1310 millones), se renovará el parque de vehículos de estas líneas (1350 millones) y se ampliará el aeropuerto internacional (400 millones).

El plan de alojamiento garantiza 13.000 habitaciones de hotel, 25.000 en villas de nueva construcción, 8500 en seis cruceros anclados en el puerto y 1700 apartamentos. El proyecto contará con varias villas de medios, la mayor de las cuales, cercana a la Villa Olímpica y al núcleo central de los Juegos, albergará a 15.000 profesionales en apartamentos dobles de tres estrellas.

El Comité Olímpico Internacional puso en duda las garantías presentadas para los cruceros y apartamentos y además, alertó sobre los riesgos financieros en la construcción de las villas de medios. La cuenta regresiva ya comenzó.

* La satisfacción de Werthein por el resultado

El presidente electo del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, que estuvo en Copenhague, manifestó su alegría por el resultado de la elección: "Nos sumamos a la emoción de nuestros amigos brasileños. Hasta último momento hubo sentimientos encontrados por los lazos que nos unen con ambos países y porque Río y Madrid eran dos candidaturas perfectas".

Comentá la nota