Aporte a una obra solidaria

Como lo hizo desde el mismo momento en que inició las gestiones para lograr que la Escuela Nº 32 funcione en su nueva sede en el paraje "La Esperanza", atento a que la anterior no reunía las condiciones edilicias exigidas para continuar habilitado, Federico Boglione, o "Freddy" como cariñosamente todos lo llamaban, habrá esbozado una enorme sonrisa desde el cielo por ver cumplido su sueño. Su hijo continuó con aquel legado que ayer se hizo realidad con la inauguración oficial del Servicio Educativo Inicial con Matrícula Mínima (SEIMM) número 8, en una ceremonia invadida por la emoción.
"Espero que esta modesta contribución impulsada por mis padres sea un ejemplo que anime a seguir a otros por este camino", dijo Federico, hijo del recordado empresario que en la década del noventa decidió desembarcar en estas tierras apostando a la agricultura y ganadería.

"Este fue uno de los tantos sueños de mi padre, quien era un convencido de que el futuro de este país estaba de la mano de la educación y la justicia, y que un buen empresario siempre debía estar comprometido con la comunidad", señaló, cosechando aplausos.

En lo que fue uno de sus días más emotivos, el empresario rosarino se mostró optimista. "Con obras como éstas podemos alentar esperanzas que nuestros hijos puedan tener un futuro mejor", añadió.

Por ultimo, tomó como símbolo y sentimiento del pensamiento de su padre la canción "Pa' delante", de Alberto Plaza. "A este país lo sacamos adelante entre todos y no echándose la culpa unos a otros", aseguró.

El acto

Una elevada concurrencia participó del acto, entre ellos el intendente José Luis Pérez; la titular del Consejo Escolar, Teresa Adobbati; el inspector Jefe Regional, Enrique Ferrario; la inspectora Jefe Distrital, Ana Elizalde; el cura párroco, presbítero José Luis Puñal; la referente de la Dirección Provincial de Educación, María Ragusa; consejeros escolares, inspectoras de enseñanza e invitados.

Descubrimiento de placas

Durante el acto se descubrieron distintas placas. Una de ellas imponiéndole el nombre de "Federico Eduardo Boglione" al aula del SEIMM, otra de la Municipalidad de Balcarce y la restante en agradecimiento a la familia Boglione por su aporte a la educación, colocada por la Escuela 32 y el SEIMM 8.

Al término del acto, unas 200 personas disfrutaron de un almuerzo en la estancia "El Volcán" y también del humor de Carlos Román.

Comentá la nota