El apoderado del Bingo asegura que "no hay nada extraño" en la excepción

El apoderado de Intermar Bingos SA, Dr. Gustavo Demarchi, le aseguró a 0223.com.ar que "no hay nada extraño" en el proyecto de ordenanza que está siendo evaluado por el Concejo Deliberante por el cual se busca darle luz verde por la vía de "excepción" a la firma Codere y sus socios locales para abrir un bingo en Bolívar y Entre Ríos.
A su vez, el letrado aclaró que "es un traslado de la sala de juego que está en la Peatonal". Aunque, esto no se encuentra especificado en el expediente presentado en el HCD.

De acuerdo al informe técnico y urbanístico realizado por la Comuna, el proyecto de Intermar Bingos SA "se ajusta al Factor de Ocupación Total y a la densidad, excede el plano limite, ocupa parcialmente el centro libre de manzana y supera el Factor de Ocupación del Suelo".

El arquitecto de Intermar Bingos SA, Roberto López Del Hoyo, le presentó una nota al intendente Pulti explicándole que se debía encuadrar el caso en la denominada "compensación urbanística" para iniciar a la obra en el predio ubicado en Bolívar y Entre Ríos. Dicho inmueble fue adquirido por el CEO de Codere, Alberto González del Solar, en 1.300.000 dólares en enero de 2008.

La superficie libre faltante a compensar resulta igual a 1.212,58 m2. Intermar Bingos SA propuso darle cumplimiento a la "compensación urbanística", abonándole a la Comuna la suma total de $2.291.909 en 12 cómodas cuotas, de casi 200 mil pesos cada una.

En declaraciones a este vespertino digital, el Dr. Gustavo Demarchi aclaró este jueves que "la licencia del bingo Peatonal será trasladada a Entre Ríos y Bolívar. Es de decir, no es un nuevo bingo, es una nueva ubicación de una sala de juegos que ya existe en Mar del Plata".

Detalló que "el traslado tiene dos aspectos interesantes. El primero es que el bingo de la Peatonal no tiene estacionamiento, está acotado ya que se encuentra entre medianeras, y costó mucho adaptarlos a las normas de seguridad, que se exigieron y se incrementaron después de haber ocurrido lo de Cromagnon. El segundo aspecto es que el local del bingo de la Peatonal está alquilado. Cuando se abra el bingo de la calle Entre Ríos y Bolívar, se cierra el de la Peatonal. Cesa la locación y se hace una inversión. Esto es importante, ya que toda locación significa que puede existir un capital golondrina. En este caso, la empresa ha decidido comprar el terreno".

A su vez, el letrado reconoció que los concejales están evaluando "una excepción" aunque indicó que "hay dos clases de excepciones. Una es la excepción discrecional donde la autoridad hace lo que quiere, lo único que hace motivarla y la otra es la excepción reglada, que es esta. Hay una ordenanza que permite hacer eso. Hay muchos casos donde se ha hecho".

A reglón seguido, puntualizó que "con respecto al factor de ocupación, se está apelando a una ordenanza que permite que se puede exceder el 60% de la ocupación mediante compensaciones urbanísticas. Esa compensación puede ser aceptada o no por la autoridad. En este caso, la han aceptado. Ahora, lo está evaluando el Concejo Deliberante".

Y agregó que "lo que se sugirió fue sacar el valor del metro cuadrado y multiplicarlo por la ocupación. Codere, que es socio de Intermar Bingos, compró el predio en 1.300.000 dólares y se estaría pagando más de 2 millones de pesos por la utilización de un terreno que ya es de la empresa. El intendente fijó el destino de ese monto".

Resaltó que "se está operando en una manzana que está toda ocupada. No hay corazón de manzana. Las salidas son dos. De no hacerse la ocupación, el edificio se construye para arriba. Esto produce más polución urbanística. La idea es construir un edificio con tres pisos y dos subsuelos para cochera. Algo que no tiene el bingo Peatonal. Habrá un paliativo al tránsito que rodea a la Peatonal. Además, se optó por hacer un edificio más bajo, debido a que hay una arquitectura para esta clase de negocios. Debe existir la menor cantidad de desniveles y escaleras para que se pueda desplazar el jugador. Por lo general, la gente que va a los bingos son personas mayores y muchos discapacitados".

Además, subrayó que "en este tema, no hay nada extraño. Está todo clarito. Hay un pago que ingresa a la municipalidad y ese pago, según el intendente, se destinará para equipamiento urbanístico. Tal vez, habrá mejoras en los colegios. Los más de 2 millones de pesos se pagarán en 12 cuotas, tal como lo propuso la empresa. Esa es la manera que irá avanzando la obra".

"Ya la factibilidad del traslado del bingo Peatonal a Entre Ríos y Morena está hecha por el Instituto de Lotería y Casino de la Provincia de Buenos Aires. Es decir, se cumple con el decreto que establece que a 300 metros de una sala de juegos no debe haber un establecimiento educativo o una iglesia. Con la factibilidad se hace la obra y con la aprobación del plano de obra sale la autorización del traslado. En principio, no está la posibilidad de ampliar la cantidad de maquinitas. Aunque, hay otra posibilidad. Debido a la cercanía del bingo de la calle Buenos Aires y Moreno, cuyo local también es alquilado, no se descarta que se puedan fusionar", finalizó.

Comentá la nota