Aplicarán "mano dura" a los que no respeten ordenanzas

"Villa Nueva no es tierra de nadie", expresó ayer la secretaria de Gobierno que junto al responsable de Obras Públicas anunciaron que controlarán con rigor a los dueños de terrenos baldíos y a los que ensucian las calles
Funcionarios de la Municipalidad de Villa Nueva anunciaron ayer que aplicarán con rigor el Código de Faltas vigente a todos aquellos que ensucien las calles o inmuebles (baldíos o casas abandonadas) de la vecina ciudad.

En diálogo con EL DIARIO, la secretaria de Gobierno, Sandra Bossa, y el director de Obras Públicas, Natalio Graglia, informaron de las medidas que se tomarán con los infractores de las ordenanzas elaboradas respecto a esta temática.

En este sentido, Bossa y Graglia hicieron referencia al artículo del Código en que se aborda el tema en que destaca:"El que arrojare, depositare, volcare, removiere o trasladare residuos, desperdicios, tierra, aguas servidas, enseres domésticos, materias inertes, escombros o cualquier elemento no autorizado en la vía pública, baldíos o casas abandonadas será sancionado con multas de 50 a 5 mil pesos".

Por otra parte, el municipio distribuirá una nota entre los vecinos villanovenses, recordando las penalidades por infringir la ley.

"No alcanzamos a terminar de levantar basura, escombros y ramas en los barrios que al día siguiente parece como si hubiéramos limpiado hace un mes. Esto no puede ser así", manifestó el titular de Obras Públicas.

"No se embolsan los desperdicios, pocos avisan por los escombros que se acumulan en las calles. Hay poco interés en lo que le puede ocurrir a los demás vecinos", agregó.

"Queremos que tomen conciencia de que tenemos que tener una ciudad más limpia. Muchos se quejan en los medios de prensa de que Villa Nueva está sucia pero tampoco nadie colabora", acotó la secretaria de Gobierno.

"Vamos a ser muy duros con la cobranza de la tarifaria para poder regular esto porque si no es imposible seguir manteniéndonos", remarcó Bossa.

En cuanto a los terrenos baldíos, la funcionaria explicó que se está trabajando caso por caso y que se estudian sanciones que pueden derivar, a futuro, en remates de las propiedades comprometidas.

Los funcionarios apelan a que las acciones entre frentistas y municipio sean coordinadas.

En el comunicado que se entregará en los hogares villanovenses se solicita a la población que para el retiro de escombros chatarra, poda u otros desperdicios que no pudieran depositarse en bolsas, comunicarse previamente con la Oficinas de Obras públicas, a fin de solicitar la correspondiente autorización.

"Pareciera que Villa Nueva es tierra de nadie pero no es así. Necesitamos que los vecinos nos apoyen y juntos trabajar por la limpieza de la ciudad", coincidieron en conluir los consultados.

Comentá la nota