Aplican nuevas medidas para evitar el tráfico de menores

Modifican el certificado de nacido vivo para que en 2010 los bebés sean inscriptos en el hospital.
El certificado de nacido vivo que se entrega en el hospital a los progenitores de un bebé para que lo puedan inscribir en el Registro Civil dejará de utilizarse y a partir de 2010 se otorgará un documento que llevará, además de los datos de la criatura, sus impresiones dactilares y las de su madre.

En diálogo con Ciudadano, Laura Suden, del Departamento de Bioestadísticas del Ministerio de Salud de la provincia explicó que lo que se pretende es "capturar a las mamás antes de que se les dé el alta en maternidad". De esta manera, se intentará terminar con el tráfico de bebés y las adopciones informales, certificando la identidad del recién nacido desde el primer instante.

Según la nueva reglamentación, los padres tendrán un plazo máximo de 40 días para anotar a sus hijos en el Registro Civil; en caso de que no lo hagan, esta repartición actuará de oficio porque ya tendrá en su poder la constancia de nacimiento de la criatura.

Es de destacar que los tradicionales certificados de nacido vivo no se entregarán más a los progenitores, sino que se tomarán las impresiones dactilares del menor y de la madre. Además, se pretende que los centros asistenciales tengan una sucursal del Registro Civil para que se efectúe el trámite inmediatamente después de que el menor arribe al mundo. En la actualidad, esta repartición ya cuenta con oficinas en los hospitales Lagomaggiore, Paroissien, Perrupato, Schestakow, Regional y Sícoli.

Así, a diferencia de lo que ocurre en la actualidad cuando los padres anotan al niño en la repartición más cercana a su domicilio, ahora la inscripción quedará restringida a los registros que estarán en los centros hospitalarios.

En la actualidad, según explicó Suden, "se ha trabajado en el diseño del nuevo certificado con el Registro Civil y estamos buscando proveedores en la ciudad de Buenos Aires porque ninguna de las imprentas de Mendoza tiene la tecnología necesaria para aplicar las medidas de seguridad que llevará este documento (sello de agua y numeración)".

De esta manera, el paso a seguir es llamar a una licitación nacional y una vez finalizado este proceso ya se comenzará a aplicar esta nueva norma. Además, según lo expuesto por la licenciada Suden, se realizaron capacitaciones desde la Subsecretaría de Planificación en la toma de huellas dactilares a obstetras, enfermeras, policías y personal del Registro Civil.

Por otra parte, al ser consultada sobre la posible falta de certificados de nacido vivo en algunas clínicas de la provincia, Suden explicó que esto "puede haber ocurrido por un desabastecimiento de los documentos en las clínicas que no los han ido a buscar al Departamento de Bioestadística".

Comentá la nota