¿Se aplica en San Nicolás la "ley antitabaco", tras su reglamentación?

"Haremos un trabajo de información antes de salir a sancionar directamente"
Hace casi más de dos meses entró en vigencia la Ley provincial 13.894. Se trata de la normativa -ya reglamentada- que prohíbe fumar en restoranes, bares, confiterías y casas de lunch; cybers; salas de teatro, cines, salas de fiestas, servicios públicos de pasajeros, gimnasios y espacios cerrados de los tres poderes, entre otros. La secretaria de Salud Catalina Girardi fundamentó a EL NORTE la no aplicación de multas por el momento.

El 17 de agosto pasado -con su publicación en el Boletín Oficial- entró en vigencia la Ley provincial 13.894 (junto a su reglamentación mediante decreto 1.626), que prohíbe fumar en espacios de oficinas estatales, medios de transporte, gimnasios, cybers, locutorios, shoppings y otros lugares de concurrencia masiva. EL NORTE consultó sobre su aplicación local, a la secretaria de Salud Pública y Acción Social Municipal Catalina Girardi, dado que es frecuente observar por estos días la infracción de la normativa que ya rige en territorio bonaerense en muchos ámbitos anteriormente señalados. La funcionaria respondió: "Yo preferiría darles a los espacios destinatarios de la ley, un tiempo para que sepan y estén bien informados todos. Si bien no es excusa no saber, es mejor informar primero y después accionar. Haremos un trabajo de información antes de salir a sancionar".

"Hay que cumplirla igual"

Girardi admitió y expresó: "Apenas salió la ley, tiempo atrás, los Concejales hicieron una ordenanza de adhesión. Con la reglamentación a nivel provincial ya estaría en vigencia y podríamos actuar sobre aquellos que no cumplen con la normativa. Generalmente las ordenanzas se reglamentan igual para ordenar el funcionamiento a nivel local, aunque sin dudas es real que la ley ya está reglamentada y hay que cumplirla de todos modos. Tenemos una Oficina de Adicciones que depende de la Dirección de Acción Social que se encarga fundamentalmente de la promoción de la salud y prevención. Desde este ámbito saldrán la semana que viene a los lugares destinatarios de la normativa, porque imprimimos unos carteles con la inscripción `prohibido fumar`, para visitarlos y ponerlos al tanto de la nueva disposición".

La funcionaria referente del área sanitaria municipal, dijo: "Los locales de más de cien metros deben cumplir con algunas condiciones para tener un sector fumador. A sus propietarios y personal se las informaremos y le daremos el tiempo correspondiente para que se adecuen. Con la Secretaría de Gobierno, haremos inspecciones nocturnas de bares y restaurantes".

Advertencias sin multas

Al ser consultada sobre cuándo se comenzarán a aplicar las multas a los infractores, respondió: "Yo preferiría darles a los espacios destinatarios de la ley, un tiempo para que sepan y estén bien informados todos. Si bien no es excusa no saber, es mejor informar primero y después accionar. Haremos un trabajo de información antes de salir a sancionar directamente", y sumó: "Quiero destacar que de la misma manera trabajamos con las escuelas diversas problemáticas que tienen que ver con la educación y responsabilidad de todos".

En cuanto a qué harán si la semana próxima se encuentran con gente fumando en los lugares inhabilitados por la ley, contestó: "Se les advertirá, pero insisto: yo preferiría tener una semana o quince días de advertencia antes de empezar a multar. Si bien ya están infringiendo la ley, estamos hablando de muchos años de una conducta determinada. No es fácil cambiar conductas".

El contenido

La norma, que establece como autoridad de aplicación al ministerio de Salud, prohíbe fumar "en restoranes, bares, confiterías y casas de lunch; cybers; salas de recreación; shoppings o paseo de compras cerrados; salas de teatro, cines, o complejos de cines; centros culturales; salas de fiestas de acceso al uso público en general; cabinas telefónicas, recintos de cajeros automáticos, estaciones terminales y/o de trasbordo de micro ómnibus de mediana y larga distancia; vehículos de servicio público de transporte colectivo de pasajeros e instituciones deportivas y gimnasios y hospitales".

La prohibición de fumar en estos espacios también es extensiva a los "lugares comunes como vestíbulos, corredores, pasillos, escaleras y baños" y "en todos los espacios cerrados dependientes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial". De todos modos, el texto admite la habilitación de zonas especiales para fumadores (cerrados y de acceso público), las que deberán tener "una superficie útil de por lo menos cien metros cuadrados destinada a la atención al público" y "separada del resto y con un sistema de ventilación forzada".

Tratamientos y Programa

Se consideran espacios cerrados de acceso público del ámbito privado, aquellos lugares donde se ejerza algún tipo de actividad comercial, recreativa, cultural o deportiva.

Para quienes no cumplan, se disponen multas que "deberán calcularse según el mayor precio del paquete de cigarrillos de veinte unidades, de fabricación nacional"

Además, todos los subsistemas de salud públicos provinciales o privados, deberán garantizar la atención a la adicción al tabaco con tratamientos conductivos y farmacológicos, de conformidad con los estándares y prescripciones estipulados en la Guía Nacional de Tratamiento en la Adicción al Tabaco.

Por último, se crea el Programa Provincial de Prevención y Lucha contra el Consumo de Tabaco, que tendrá a su cargo el abordaje integral de la problemática mediante la asistencia del adicto, entre otras funciones.

Muertes prevenibles

Según una encuesta realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en nuestro país, que el ministerio de esa área presentó en mayo de 2009, el mayor porcentaje de adolescentes ha probado fumar por primera vez entre los 12 y 13 años (44,5%), mientras que un 21,6% lo hizo a los 11 ó menos.

El informe advierte que el tabaquismo constituye la principal causa de muerte prevenible, y un problema de salud pública de relevancia a nivel mundial. De acuerdo con la OMS, provoca 5 millones de muertes por año y se calcula que esa cifra se incrementará a 10 millones para el 2020.

La Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adolescentes (EMTA) es una herramienta desarrollada por la OMS -junto a otras organizaciones-, y fue implementada por más de 160 estados desde 1999.

En la Argentina se realizó por última vez en 2007. Y los resultados fueron más que preocupantes. Se determinó que un 52% de los alumnos habían probado cigarrillos alguna vez. En tanto que en todas las jurisdicciones relevadas, la prevalencia de tabaquismo fue mayor en mujeres. Se observó una menor prevalencia de fumadores actuales en la ciudad de Buenos Aires (18,5%), comparada con la provincia de Buenos Aires (24,9%) y con el nivel nacional (24,5%).

Comentá la nota