Aplazan retenciones a monotributistas

Comenzaban a regir en septiembre, pero se postergan hasta que cambien los topes de facturación
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) postergó el inicio del régimen que obliga a las empresas a aplicarles retenciones a los monotributistas hasta que el Congreso modifique los "techos" de facturación del régimen tributario para los pequeños contribuyentes.

Calificadas fuentes oficiales indicaron a LA NACION que se volverá a prorrogar la aplicación de la resolución 2549/09, que daba lugar a este régimen a partir septiembre. En principio, se esperaba para marzo y luego para junio, pero ahora el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, decidió, junto con el ministro de Economía, Amado Boudou, que "se aplique cuando el Congreso apruebe el nuevo proyecto de monotributo".

La retención por parte de las empresas será del 28% en Ganancias sobre el excedente de $ 1200 en las locaciones o prestaciones de servicios, y del 10% en las ventas de cosas muebles por encima de $ 12.000. En el IVA, para las operaciones con una alícuota del 21% se retendrá el 16,8%, y para las que paguen el 10,5%.

De este modo, para los profesionales que facturaban más de $ 6000 a una empresa u organismo (muchos profesionales que trabajan en Economía, por ejemplo, cobran a través de esta modalidad), se les generaba un descuento del 35 por ciento.

La resolución original dio comienzo al "régimen de retención de los impuestos a las ganancias y al valor agregado, que será aplicable a los pagos que se efectúen a los sujetos adheridos al régimen simplificado para pequeños contribuyentes". Para evitar "injusticias", en el Gobierno decidieron esta nueva postergación.

Por otro lado, la AFIP envió hace unos días el nuevo proyecto de monotributo al Ministerio de Economía, donde sigue vacante el cargo de subsecretario de Ingresos Públicos, tras la renuncia de Cristian Modolo por desacuerdos con el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, en torno de un acuerdo con la minera Barrick Gold.

De todos modos, Boudou afirmó ayer, en declaraciones a la radio La Red, que Economía "está trabajando" en el proyecto de la AFIP, que eleva los topes de facturación anual del monotributo de $ 72.000 a $ 200.000 para los profesionales y de $ 144.000 a $ 300.000 para el resto de las actividades, luego de 11 años de mantenerlos congelados. El funcionario prometió entregarlo "rápidamente" a la presidenta Cristina Kirchner para su envío al Congreso.

Obras sociales

La semana próxima, Echegaray y Boudou se reunirán para tratar de avanzar en este sentido. La iniciativa, en principio, mantiene las mismas cuotas impositivas para quienes facturen hasta $ 72.000 y $ 144.000 anuales, respectivamente, y las eleva, en cambio, para las nuevas categorías hasta casi $ 2700 pesos.

Además, sube en todos los casos el aporte a las obras sociales (de 46,75 a 70 pesos) y a la jubilación (de 35 a 110 pesos), lo que permite, por otra parte, que los montos máximos se actualicen en el futuro según la evolución del salario mínimo, sin necesidad de ser fijados en esta ley.

El objetivo de la AFIP es acercar las cuotas que pagan los monotributistas a las del régimen general y fijar un régimen de exclusión automática cuando se discontinúe el pago de las cuotas.

Por otro lado, la AFIP informó en su sitio de Internet que el 7 del mes próximo vence el plazo para la recategorización cuatrimestral que deben realizar los adherentes al monotributo, aunque los contadores pidieron postergarla hasta que rijan los nuevos topes a través del mencionado proyecto oficial.

Comentá la nota