En la apertura de sesiones del Concejo, Tejedor anticipó un año económico complicado para Charata.

CHARATA: En la apertura del período anual de sesiones ordinarias del Concejo, el intendente Miguel Tejedor reconoció que será un año económico con altibajos y adelantó que el énfasis estará puesto en asignar los recursos necesarios a obras prioritarias para la ciudad.
También alertó sobre la abrupta caída en la coparticipación recibida por la comuna charatense durante los primeros dos meses del año y el impacto en las finanzas municipales, aunque valoró el sostenimiento de los compromisos por la buena espalda financiera lograda a través de fondos genuinos que llegan a través de la recaudación de impuestos locales.

Tejedor repasó las obras ejecutadas durante el año pasado, las mejoras en los servicios públicos y comprometió esfuerzos en la lucha siempre vigente por el agua potable, una eterna deuda pendiente que sucesivos gobiernos no logran saldar. Lo hizo ante los nueve concejales que componen el cuerpo, presididos por el presidente del Concejo Daniel Echeverría.

Como uno de los puntos salientes, el intendente destacó la política tributaria de su gobierno, que permitió generar recursos genuinos, mostrando una importante mejora en los aportes por el pago de impuestos de los contribuyentes.

Tras realizar un breve análisis del derrame de la crisis mundial y el impacto en Argentina, admitió preocupación por los efectos que pueda tener en el plano local. Con ese telón de fondo, enseguida el intendente se refirió a los recursos que llegan al municipio desde la provincia. “La realidad actual permite inferir que en estos primeros meses del año nuestros fondos de coparticipación han tenido una abrupta caída y la economía local del municipio ha subsistido gracias a un fuerte control de los fondos públicos”, valoró. Así, dijo que la aplicación de una política tributaria permitió generar recursos genuinos mostrando una importante mejora en los aportes tributados por parte los contribuyentes. “Esta realidad permite avizorar un año económico con altibajos, para lo cual debemos poner el mayor énfasis en apuntalar los gastos a las necesidades concretas y a los proyectos ejecutables”, trazó el jefe del ejecutivo municipal.

El intendente enumeró la ampliación concretada en la extensión académica de la UNNE, que inició hace pocas semanas el quinto ciclo lectivo de Ingeniería. La sede fue dotada con una sala informática equipada con tecnología de alto nivel, acorde con las necesidades de los tiempos modernos. También en la misma lista de obras concretadas, el intendente destacó el avance de la pavimentación de calles, con el fin de contar con la mayor cantidad de cuadras de asfalto --59 hasta hoy-- ejecutadas con financiación municipal.

En este sentido, Tejedor recordó la promesa de pavimentación de la avenida Liniers, realizada por el gobernador Jorge Capitanich en octubre pasado, durante su llegada para el aniversario de la ciudad. Según las palabras del mandatario provincial, la apertura de sobres para la licitación de la obra tendría lugar en noviembre pasado, pero por cuestiones desconocidas aún no se hizo efectiva. “Hasta el momento no hubo ni apertura de sobres ni inicio de obras; pero no dudo que el compromiso asumido por el gobernador será realidad y este año el gobierno de la provincia cumplirá con el compromiso formulado de cara a una comunidad toda”, confió. Asimismo, trazó como objetivo lograr que, al finalizar su mandato en 2011, Charata no tenga más calles de tierra y sus arterias estén enripiadas o pavimentadas.

También durante el recuento de obras, el jefe comunal valoró los avances en el predio del ferrocarril. “A pesar de los avatares económicos, iniciamos la obra y le daremos la continuidad necesaria para poder inaugurarla en el próximo cumpleaños de Charata”, anunció.

La seguridad vial

En otro orden, el intendente dio cuenta de la reestructuración en el área de tránsito y en el mejor equipamiento con que fue dotada la cartera que comanda Edmundo Dib. Pero el foco de los conceptos del jefe comunal charatense estuvo puesto en la polémica que se generó en la comunidad por la obligatoriedad del uso del casco.

“Estamos preocupados por garantizar la seguridad ciudadana, porque la seguridad es un crédito en la vida municipal, es parte del respeto por la dignidad de la persona humana”, enfatizó Tejedor, y luego agregó: “Sabemos que en toda sociedad conviven distintos tipos de realidades, y que dentro de éstas existen intolerantes que pretenden vivir bajo sus propias leyes, desoyendo las leyes locales dictadas por los legisladores elegidos por la voluntad popular”, dijo, en referencia al grupo de motociclistas autoconvocados que impulsan el no uso del casco.

En un repaso por los objetivos de su programa de gobierno para el año en curso, Tejedor prometió continuidad para el programa de pavimento --con el fin de integrar los distintos sectores de la ciudad-- y la finalización de la obra en el playón del ferrocarril, un espacio público que será recuperado para el esparcimiento de la comunidad.

“Esta gestión de gobierno continuará apoyando todos los emprendimientos productivos locales, porque estamos convencidos de la importancia que tiene el desarrollo de la zona; porque Charata es y seguirá siendo polo de desarrollo y referente del Chaco”, destacó el jefe comunal.

“No escatimaremos esfuerzos en todo lo que signifique radicación industrial, exenciones impositivas, desarrollo y producción. El municipio debe ser el eje alrededor del cual gire todo el andamiaje productivo de la zona y para eso necesitamos tener apertura, participación, responsabilidad, eficacia y coherencia”, destacó el intendente.

Comentá la nota