En apenas tres horas, el oficialismo "analizará" impuestos, dragado, el tema gasoil y hasta motopartes

La sesión del martes será histórica por la cantidad de temas a tratar. La orden de Kirchner es tajante: deben votar todo antes de fin de año.
A ritmo maratónico, con sólo tres horas de dedicación, el oficialismo emitirá en el Senado el próximo martes los dictámenes favorables en los proyectos de prórroga de la ley de Cheques, Emergencia Económica e impuesto sobre los Bienes Personales, además de normas sobre dragado, participación federal del gravamen al gasoil e incentivos para emprendimientos de motocicletas y motopartes.

Voceros del kirchnerismo adelantaron que tienen "una fundada esperanza" en que obtendrán el respaldo de la mayoría de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de otros dos equipos parlamentarios el mismo martes, de modo de habilitar, con el tiempo reglamentario de los siete días de anticipación, que los temas sean votados en el recinto en la sesión programada en principio para el 10 de diciembre.

El bloque oficialista mira con preocupación el calendario de diciembre mientras trata de imaginar cómo hace para cumplir, en un mes con tantos feriados por las fiestas de fin de año, con los requerimientos del Poder Ejecutivo, que le exige aprobaciones inmediatas a leyes de trascendencia como estas prórrogas que favorecen las recaudación. Pero además, luego llegarán la expropiación de Aerolíneas Argentinas y el paquete económico lanzado en esta semana.

Los estrategas oficiales han comenzado a barajar la posibilidad de fijar jornadas dobles de sesiones para evitar tener que volver a las bancas los miércoles 24 y 31 y el jueves 25 de diciembre, pero antes de eso deben resolver cómo hacen para que las comisiones analicen esos temas y se pronuncien con siete días de anticipación al día fijado para sesionar.

Para el martes a las 15 fue convocada la comisión de Presupuesto y Hacienda, que encabeza el kirchnerista correntino Fabián Ríos, a fines de analizar la prórroga hasta el 31 de diciembre de 2009 del impuesto sobre los créditos y débitos en cuentas bancarias, más conocido como Ley de Cheques, y también del gravamen adicional de emergencia sobre el precio final de la venta de cigarrillos.

Antes de cumplirse una hora de debate, la misma comisión abordará la modificación del impuesto sobre los Bienes Personales y a continuación la extensión de la vigencia de la Emergencia Económica hasta el último días del año próximo.

Sin levantarse de sus asientos, los legisladores recibirán a las 16 a la comisión de Infraestructura, Vivienda y Transporte, que también encabeza el oficialista Fabián Ríos, para tratar el proyecto de ley de exención del IVA en las obras de dragado, señalización y mantenimiento de las vías navegables y además la participación federal en la recaudación del impuesto al gasoil.

A las 17, cuando las sillas se mantengan calientes, se retirarán los miembros de Infraestructura, Vivienda y Transporte e ingresarán los de la Industria y Comercio, que lidera el radical chaqueño Roy Nikisch, y entre los 30 tratarán de decir algo en la hora de reunión que quedará para dilucidar el proyecto de nuevo régimen de incentivos a la inversión local en emprendimientos de motocicletas y motopartes.

Apurados como estarán por el trámite tan perentorio, los legisladores deberán analizar, como puedan, la definición del tema que propone la iniciativa, los requisitos para adherir, el tratamiento arancelario, el bono fiscal sobre las compras de motopartes locales y las sanciones, así como la exclusión de los bienes producidos en la provincia de Tierra del Fuego.

Tras el debate, los senadores oficialistas deberán tener cuidado para no encimarse demasiado a fin de suscribir los dictámenes en cada uno de los temas y contar con el pronunciamiento siete días antes de la sesión, a fin de evitar que la oposición les exija los dos tercios de los votos para tratar los tema sobre tablas.

Con apenas tres horas de debate en comisiones, el gobierno nacional contará con voluminosos ingresos por recaudación para enfrentar un año en el que impactará la crisis financiera internacional, los problemas económicos no resueltos del pasado y las decisivas elecciones parlamentarias del mes de octubre.

Comentá la nota