Apenas una docena de gendarmes custodiará Pilar

Es el número que maneja la Provincia, que dispondrá 900 agentes para 34 municipios. Intendentes definirán cuáles serán las "zonas criticas" para la llegada de los uniformados.
Pilar apenas recibirá poco más de una docena de gendarmes para controlar más de 380 kilómetros cuadrados, en el marco del plan de refuerzo de seguridad que pretende implementar el gobierno provincial.

Esa es la cifra que surge al dividir los 900 agentes que la provincia repartirá entre 34 comunas, consideradas como "zonas críticas".

El gobernador bonaerense Daniel Scioli, señaló que avanza el plan para que miembros de Gendarmería se sumen a la Policía Bonaerense en el Gran Buenos Aires para patrullar diversas zonas y, de esta forma, luchar contra la inseguridad.

Según detalló el ex vicepresidente de la Nación, serían 900 los gendarmes que comenzarían a custodiar "las zonas más calientes del Gran Buenos Aires, pero no de un modo uniforme, porque cada lugar tiene su propia problemática".

Es por esto que los intendentes de los municipios tendrán en sus manos la responsabilidad de indicar los "puntos conflictivos" para que el Ministerio de Seguridad distribuya a las fuerzas, que se dividirán en tres turnos de ocho horas.

Si bien son entre 24 y 28 los municipios más inseguros -forman parte del primer y segundo cordón del conurbano bonaerense-, algunos otros especialistas advierten que serían 34 los distritos de esa zona que están más golpeados por el delito.

Según lo dispuso el gobierno nacional, los 900 gendarmes se sumarán a los 2.000 que actualmente cumplen funciones en el Conurbano en tareas vinculadas a la seguridad ciudadana. De ese número, ninguno está actualmente destinado a Pilar.

Los gendarmes trabajarían en tres turnos de 8 horas, por lo que cada uno de los turnos tendrá 300 hombres. De allí que, si se toma en cuenta que son 28 los distritos involucrados en la medida, serían 10,71 personas por cada comuna.

De todos modos, otras estadísticas basadas en datos oficiales indican que en la provincia de Buenos Aires hay 34 municipios complicados por el alto grado de inseguridad, donde ocurre el 75% de los delitos denunciados en el Conurbano.

En este caso, como consecuencia de la división de los 900 agentes por la cantidad de distritos, resulta que para turnos de 8 horas se destinarán 8,66 agentes por municipio. En caso de ser dos turnos de 12 horas, el número de gendarmes aumentaría 13 por jurisdicción.

Si bien la noticia de la llegada de la Gendarmería a Pilar fue recibida con beneplácito, por lo bajo desde el gobierno admiten que el número es escaso para controlar las 10 localidades con las que cuenta Pilar.

Comentá la nota