APEM va al paro, AMET critica con dureza y ATEP acuerda

La unidad que promovían las entidades sindicales de la educación quedó trunca ante el ofrecimiento de los 300 pesos del Poder Ejecutivo provincial.
Si bien el Poder Ejecutivo generalizó el pago de 300 pesos como ayuda extraordinaria para toda la administración pública provincial, municipios y comunas y para los trabajadores de los otros poderes del Estado, el sector docente reaccionó de manera atomizada.

Es que esta "ayuda" no convenció a la dirigencia gremial de la Agremiación Personal de Enseñanza Media de Tucumán (APEM), que resolvió en asamblea "rechazar" el pago no remunerativo ni bonificable y convocó a un paro de actividades para hoy. Desde la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET) se debatió con dureza la decisión del Gobierno, y si bien dejaron sentado su "profundo disconformismo" con la cifra anunciada, la aceptaron y resolvieron desactivar la medida de fuerza. En igual sentido se manifestó la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP) que aceptó firmar el acta acuerdo con el Gobierno. Las posturas disímiles significa literalmente la disolución del Frente Gremial Docente (FGD) que estaba integrado por estas tres entidades sindicales.

"Últimamente estábamos con acciones diferentes, por lo que puedo decir que estamos totalmente separados. El frente está disuelto", sentenció el secretario general de los educadores técnicos, Edgardo Bessone, en diálogo con EL SIGLO. "Realmente no estuvimos de acuerdo con aceptar los 300 pesos, pero las bases resolvieron que no están dadas las condiciones para llevar adelante un paro, por lo que de manera democrática acatamos la resolución y la medida de fuerza quedó sin efecto", agregó el dirigente. La titular del gremio de APEM Isabel Ruiz, se expresó en igual sentido, al afirmar que las diferencias ya estaban claramente marcadas desde un principio con ATEP, cuando habían convocado a un paro de actividades en octubre y fue desactivado al dictarse la conciliación obligatoria. Si bien no habló de disolución, advirtió que hay un "claro distanciamiento".

La gremialista opinó que los 300 pesos que ofrece pagar el Poder Ejecutivo son "absolutamente insuficientes", por lo que confirmó que hoy habrá paro de actividades sin concurrencia a los lugares de trabajo.

"La conciliación obligatoria no nos llevó a ningún puerto, no hubo ofrecimiento salarial concreto pese a que estuvimos un mes charlando. Nosotros no renunciamos a la mejora del salario básico y al blanqueo de las cifras en negro, entre otras reivindicaciones", señaló.

El secretario general de ATEP César Américo Zelarayán dijo que "se ha respetado la decisión del Congreso que se manifestó a favor de firmar el acta. Si bien no se ha logrado la modificación del Básico, que es nuestro principal objetivo, sirven estos logros como un paliativo a la situación que padecen los trabajadores. El Gobierno debe tener en cuenta este nuevo esfuerzo que realiza la docencia en pos de un año normal de actividades, pero este reconocimiento se debe reflejar en una decisión categórica de incrementar el salario docente el próximo año".

En este sentido, el Congreso de la entidad sindical autorizó a la dirigencia a firmar el acta para acceder al pago de 300 pesos, por única vez con el sueldo de noviembre, la reglamentación mediante decreto del régimen de licencias para enfermedades críticas y de largo tratamiento, el aumento de las Asignaciones Familiares, en concordancia con el aumento otorgado por la Nación y retroactivo a septiembre, y a la liquidación del aguinaldo sobre el total del salario, incluidas las sumas no remunerativas no bonificables.

Así es que las posturas heterogéneas que motivaron los 300 pesos, terminaron por disolver la unidad gremial docente.

Busquedas de temas relacionados

Comentá la nota