TGN apelará la denuncia de la Comisión Nacional de Valores.

La Comisión Nacional de Valores (CNV) denunció irregularidades y declaró "ineficaz" la cesación de pagos de Transportadora Gas del Norte (TGN), ante lo cual la empresa del grupo Techint manifestó su rechazo y advirtió que apelará la resolución.
"TGN no comparte los argumentos de la CNV ni su decisión, que recurrirá por las vías correspondientes", adelantó ayer a LA NACION una fuente vinculada con la compañía energética.

El 21 de este mes, la CNV firmó la resolución N° 16.060, en la que consideró "irregular e ineficaz a los efectos administrativos los actos que pretende instrumentar la denominada acta de directorio".

De esta manera avaló la denuncia penal del Gobierno, que pretendía evitar el default declarado el 22 de diciembre por TGN, el primero de origen privado en la era kirchnerista.

En los fundamentos de la resolución, la CNV estimó que el acta de la reunión de directorio, que motivó la denuncia penal, no fue confeccionada con la "debida forma" y sólo fue incorporada a los libros de la compañía después del 30 de diciembre, luego de que el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) designara un interventor en la empresa.

Desde TGN contestaron que el acta se copió en los tiempos legales y que "la falta de firmas obedeció al hecho de que el Enargas retiró indebidamente el libro de firmas de la sede social y negó su restitución".

Para el organismo controlador, la transcripción de las actas debe realizarse en forma inmediata o bien apenas haya concluido la reunión de directorio. "La falta de transcripción inmediata de lo acontecido crea inseguridad jurídica", se expresa en los fundamentos de la resolución.

Desde la empresa reafirmaron que se actuó con total transparencia y de acuerdo a derecho en las decisiones adoptadas. "TGN niega que haya habido adulteración de los libros de actas sociales y reitera que el pasado lunes 12 de enero se presentó espontáneamente ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°6 aportando las pruebas que acreditan su proceder ajustado a la ley de sociedades comerciales", expresaron las fuentes.

La alternativa para TGN era dar marcha atrás con la declaración de default, algo que se daba por descontado aún antes de conocerse la decisión de apelar.

Antecedentes

* A través de una carta a la Bolsa porteña, el 24 de diciembre TGN anuncia que no pagará un vencimiento de US$ 22,1 millones. Se trata del primer default corporativo desde 2003. También promete renegociar su deuda de 345 millones, contraída hasta 2012.

* La empresa manifiesta que su deterioro financiero obedece al efecto de la depreciación del peso sobre tarifas domésticas que permanecen fijas, combinado con una caída en los ingresos por transporte de exportación y con un incremento generalizado de nuestros costos.

* Julio De Vido decide, el 29 de diciembre, la intervención de TGN por 120 días, para "fiscalizar las condiciones de prestación del servicio". Se designa interventor a Roberto Mario Pons. El 5 de enero, el Enargas denuncia a la empresa ante la Justicia por supuestas irregularidades en los libros societarios.

Comentá la nota