Las apariencias engañan en El Calafate

El cierre precipitado de comercios por la caída de las ventas obligó al Consejo Integrado de Turismo a montar una particular campaña de disimulo.
A pesar de que en febrero pasado la presidente Cristina Fernández de Kirchner anunció un incremento de la frecuencia de vuelos a El Calafate por parte de Aerolíneas Argentinas y que un mes antes el Gobierno había licitado por mas de 60 millones de pesos la ampliación del Aeropuerto Internacional Comandante Armando Tola, la crisis llegó al pago chico K donde el matrimonio presidencial suele recluirse en tiempos de tormenta política.

Una de las manifestaciones del bajón es la cantidad de locales comerciales que están cerrando sus puertas por la caída de las ventas motivando que el recientemente creado Consejo Integrado de Turismo (CIT) proponga un rápida estrategia que intenta disimular el mal aspecto que dan a la ciudad "es muy chocante ver a un negocio todo tapado con papeles de diarios" sostiene el comerciante Gastón Slade.

Para ello aconsejan a los comerciantes "plotear" las vidrieras de los negocios cerrados y poner pancartas y gigantografías con leyendas que promocionen "Calafate te invita" dirigido a los miles de turistas que esperan recibir para semana santa. "Tenemos que evitar que parezca un pueblo fantasma" graficó Slade.

Los motivos de la caída de la actividad turística que las cifras más optimistas estiman en un 13 por ciento se deben a algo más que "la crisis internacional" según fuentes consultadas por Criticadigital : "es cierto que los alquileres son muy elevados, pero los comerciantes tienen que bajar los precios y atender mejor a la gente" sentencia un antiguo vecino del lugar.

"En estos momentos se contabilizan 16 locales comerciales que se encuentran vacíos, y así quedarán durante todo el invierno" publicó el sitio Ahora Calafate.

Pero no solo el turismo está en crisis en el paraje que los Kirchner transformaron en su ciudad soñada para sus negocios inmobiliarios "al disminuir la temporada hay menos trabajo en el rubro turístico, pero también bajó la construcción y esto se resiente en las ventas" asegura un comerciante.

La Secretaria de Turismo de la comuna, Ana María Lanni, se mostró más que optimista respecto al próximo fin de semana largo. Comentó que "si bien la Ciudad cuenta con menor cantidad de vuelos que el año pasado" se espera una afluencia importante de visitantes.

El incremento de la frecuencia de vuelos de Aerolíneas de 45 vuelos mensuales a 84 recién comenzará a regir a partir de mayo aunque fuentes consultadas por este medio aseguran que la cantidad de vuelos es menor comparada con el invierno pasado.

Según los registros de London Suply Concesionaria del aeropuerto "el año pasado aterrizaron 2.766 aviones, un 13 por ciento más que en 2007 cuando arribaron 2.445, en 2007 embarcó (las estadísticas contabilizan los embarques) en El Calafate una media de casi 92 personas por vuelo, mientras que en 2008 el número cayó a 84 pasajeros por avión"

Diciembre marcó el noveno mes consecutivo de tendencia en baja.

Si bien aterrizaron cinco aviones mas que en diciembre de 2007 (337 contra 332), abordaron 3.784 pasajeros menos (29.562 en 2007 contra 25.778 en diciembre de 2008).

Comentá la nota