Apareció otro candidato

Aunque no trascendieron los nombres de los nuevos interesados, la viceministra espera que un mes esté resuelta la venta. Además señaló que "fue un acto de responsabilidad" no entregar la empresa a Vasena que no contaba con "la solvencia necesaria".
En el marco del conflicto laboral que mantiene en vilo a los trabajadores de la autopartista Mahle, la viceministra de Trabajo Alicia Ciciliani indicó ayer que una Unión Transitoria de Empresas (UTE) podría hacerse cargo de la fábrica. Los trabajadores por su parte, desconfían y ayer marcharon hasta la sede local del ministerio de Trabajo y a la municipalidad, acompañados por los empleados de Balbazoni. Si embargo, el gobierno provincial asegura que hay más de una empresa interesada en hacerse cargo de la fábrica de avenida Perón al 5700. Días atrás, cuando fracasaron las negociaciones con Europarts, del grupo Vasena, la cartera laboral de la provincia extendió hasta el 31 de julio la conciliación voluntaria.

"No tenemos los nombres de los interesados, pero sería más de uno. Se estaría pensando en hacer una unión transitoria de empresas", indicó Ciciliani, quien además, defendió las acciones del gobierno ante este conflicto, y dijo que el hecho de no otorgar la venta a un grupo sin la solvencia necesaria "fue un acto de responsabilidad".

Acerca de la angustia por la que están pasando los más de 500 trabajadores y sus familias, la funcionaria indicó: "Comprendemos la angustia porque se demora un mes más. Pero si traspasamos la fábrica a un grupo que no tiene capacidad económica ni financiera para sostenerla nos estaríamos comprando un problema más grave a corto plazo".

Por su parte, más de un centenar de empleados de la fábrica marchó ayer desde la plaza Pringles hacia la Municipalidad, donde presentaron un petitorio al intendente Miguel Lifschitz para que medie en el conflicto que tiene a la empresa paralizada desde hace varios meses. Fueron acompañados por varios partidos políticos y sindicatos.

Claudio Maldonado, delegado de la fábrica dijo a Rosario/12 que autoridades de Trabajo los tranquilizaron. "Nos dijeron que hay gente interesada en la empresa y que la venta se va a hacer, porque Nación también está muy comprometida, ya que Mahle es muy importante para el país". De todos modos, Maldonado indicó que seguirán con el frente de lucha.

Por otro lado, los empleados de Balbazoni Hermanos, fábrica de cristales ópticos, aseguran que no recibieron ninguna propuesta de parte de la empresa que cerró a fines de mayo. A la toma de planta que realizaron el martes sumaron un piquete "por tiempo indeterminado" en Mendoza y Wilde. Se trata de los más de 50 trabajadores afectados por el cierre del laboratorio óptico, que tomó la decisión de cerrar a fines de mayo, sin dar explicaciones a los trabajadores y proponiéndoles el pago del 60 por ciento de la indemnización en cuatro veces, según explicó Ariel Tapia, delegado del Sindicato de Obreros del Vidrio.

Los operarios exigen respuestas acerca de la probable venta del laboratorio a otra empresa, ya que habría dos interesados: uno de Buenos Aires y otro multinacional, pero en el caso de que se concretara el traspaso, el comprador habría anticipado que tomaría sólo a 30 de los 57 empleados.

"Hace más de un mes que estamos esperando y no hay resoluciones firmes de parte de la empresa. Tenemos un acuerdo de que iban a pagar el sueldo y aguinaldo, le dimos las garantías al jefe de personal y no han presentado nada", dijo, para agregar que hay más de un "compañero enfermo, sus hijos, las esposas, por eso tomamos estas medidas, para que alguien le diga algo a este señor, que se ríe de todo". Además, agregó que pretenden trabajar, "pero este empresario no tiene la voluntad". Aunque el piquete persistirá el fin de semana, se aclaró que se permitirá transitar a las líneas de colectivo y ambulancias que pasen por allí.

Comentá la nota