Apareció muerto el ministro japonés que había renunciado tras protagonizar un escándalo en el G7

Shoicki Nakagawa fue el titular de la cartera de Finanzas de Japón hasta que protagonizó un bochornoso papel al hablar alcoholizado durante una conferencia de prensa durante la reunión internacional
Un ex ministro de Finanzas de Japón que había renunciado tras una conferencia de prensa en el extranjero en la que dio la impresión de estar borracho apareció muerto en su casa el domingo, informó la policía.

La causa de la muerte de Shoichi Nakagawa era investigada, dijo una vocera de la policía de Tokio que no se identificó por reglas de la institución. La esposa del ex ministro encontró su cuerpo en el dormitorio de su casa de Tokio, agregó.

Nakagawa, de 56 años, causó un escándalo cuando pareció estar borracho en una conferencia de prensa durante una reunión del Grupo de los Siete de las principales economías del mundo, en febrero pasado en Roma.

El incidente fue considerado altamente vergonzoso para el gobierno japonés, ya que los noticieros internacionales mostraron en repetidas ocasiones las imágenes de Nakagawa mientras parecía adormilado y arrastraba las palabras al hablar.

Nakagawa renunció a su puesto poco después y luego perdió su banca en el Parlamento en las elecciones nacionales del 30 de agosto. Negó haber estado borracho y dijo que había tomado remedios para un resfrío, pero la oposición exigió que renunciara.

El ex ministro era legislador del Partido Liberal Democrático, que gobernó Japón casi sin interrupción durante el último medio siglo, y representaba a la isla de Hokkaido, en el extremo norte del país. Los Liberales Demócratas perdieron ante los Demócratas, que ahora gobiernan Japón como parte de una coalición.

Comentá la nota