Apareció José María Álvarez después de dos semanas El Intendente le aceptó la renuncia al Director de Cultura

En una Conferencia de Prensa, funcionarios aclararon los motivos que llevaron a la decisión final. Y el propio Álvarez dio su versión de los hechos. Mucha confusión.
El Intendente Osvaldo Cáffaro finalmente le aceptó la renuncia a José María Álvarez, que hasta ayer -por el jueves- fue el Director de Cultura de la gestión.

Por la mañana, en el Salón de Actos del Palacio Municipal se brindó una conferencia de Prensa en la que estuvieron presentes el Jefe de Gabinete Pablo Giménez, la Secretaria de Desarrollo Humano y Promoción Social Claudia Menéndez y el involucrado José María Álvarez.

Claudia Menéndez

"Queremos aclarar algunas cuestiones que salieron en los medios y que la comunidad debe conocer. Hubo una diferencia de criterios, entre el Intendente y José María, respecto a auspicios de algunos espectáculos públicos. Se realizó una investigación y allí es donde se produce la diferencia de criterio. Queremos aclarar que tanto el Intendente y nosotros estamos felices, satisfechos y reconocemos la amplia labor que desarrolló Álvarez en estos meses de gestión, que enaltecieron a la cultura zarateña" comenzó diciendo Menéndez respecto a la situación planteada. Respecto a la situación de la que habló, señaló que "es común que haya investigaciones en la gestión, cada cosa que hacemos tomamos la decisión en conjunto con el Intendente. Pero ni bien asumimos la responsabilidad, ponemos a disposición de él que se audite, forma parte del acompañamiento que la función le hace a cada uno de sus funcionarios. Una auditoria es acompañar y asegurar lo que esta bien y modificar lo que esta mal. La investigación está terminada, fue de rutina y se pudo evaluar que todas las acciones fueron con cuentas claras y acciones transparentes" dijo la funcionaria. Menéndez también respaldó de alguna manera al ex Director de Cultura: "Desde la Secretaría, y con Álvarez, pensábamos que había que alentar todos los auspicios, sean públicos o privados que tuvieran que ver con Zárate Capital Provincial del Tango".

En cuanto a la empresa privada que llevó a cabo el evento, la Secretaria de Desarrollo Humano explicó que "ningún funcionario estuvo involucrado en la empresa privada, sólo un empleado municipal, Mariano Federico, que es libre de trabajar fuera del Municipio. Ni Susana Moyano ni José María Álvarez tienen que ver con 'Ser producciones'. El problema es ético, no se puede trabajar en la misma área, y desarrollar una actividad similar a la que el Municipio realiza, esa es la diferencia. No hubo actos de corrupción". Por último, aseguró que su relación con Cáffaro "está bien, hablamos permanentemente. No creo que diferencias de criterio puedan debilitar, sino que al contrario, fortalece".

Pablo Giménez

"Lo que surge del informe realizado, es que no aparece ningún dato de corrupción o malversación de fondos. Es un problema de diferencia de criterios entre el Intendente y el Director de Cultura" expresó el Jefe de Gabinete, siguiendo la misma línea bajada por Menéndez y agregó que "la utilización de elementos, personal y horas extras municipales es un uso indebido de los fondos públicos, por un problema de criterio". La confusión siguió adelante a pesar de los intentos por aclarar lo sucedido: "El Intendente cree que no hay que auspiciar ningún emprendimiento privado con fondos públicos. Y José María no pudo supervisar tan finamente ese tema y no cree que haya obrado mal. Pero el Intendente no quiere dejar pasar esta situación. A mi me duele no contar con José María, al Intendente también. Muchos preguntan porque demoramos tanto en aclarar esto, y fue porque queríamos salvar esta situación. No hay nada extraño, sólo no queremos confundir lo público con lo privado" señaló Giménez. Lo que no se entendió es como entonces el Municipio durante el año auspició eventos, cenas, aniversarios, fiestas y demás espectáculos desarrollados por empresas privadas.

Finalmente, el Jefe de Gabinete afirmó que "Cultura, hasta tanto tengamos un reemplazo, lo absorbe la Secretaría de Promoción y Desarrollo Humano. Los proyectos no quedan truncos, revalorizamos el trabajo que hizo Álvarez, cumplió a rajatabla con los pedidos del Intendente".

José María Álvarez

El personaje del día, sin dudas, era José María Álvarez, quien habló en último término. "Esta diferencia de criterio fue el motivo de mi renuncia. En mi costado privado, en anteriores gestiones, desde Arrighi hasta la época, hacía espectáculos privados en donde cobraba una entrada y en todos tuve auspicios Municipales, a pesar de ser un hecho privado en ese momento" empezó Álvarez, remarcando la diferencia de criterio -la palabra más pronunciada por los funcionarios a lo largo de la charla con los medios- con el Intendente y haciendo una comparación, casi sin querer, entre los anteriores Intendentes y el actual. Además, subrayó que "lo dije siempre en las notas: todos los espectáculos promocionados y presentados por Dirección de Cultura son gratuitos. Auspiciamos eventos y actividades donde existe una entrada o un costo. Esta es la diferencia de criterio y a partir de eso presento mi renuncia para que haya una transparencia. Me pareció que era lo más conveniente y al día de la fecha lo mantengo. Me pareció acertada" dijo sin dar el brazo a torcer el ya ex funcionario. Cuando EL DEBATE le preguntó, ante la situación de que por una simple diferencia de criterio había presentado la renuncia y se la habían aceptado, si sentía falta de apoyo de parte del Ejecutivo, sólo atinó a responder con un "no" lacónico. Y más adelante, en otro tramo de su descargo, señaló que las diferencias con Cáffaro "se podían hablar, creo que necesitábamos un poco más de diálogo. Pero esta bien que nos pase, nos pasan cosas haciendo cosas, que creo que es lo importante. Mi voluntad era la de seguir, me gustaba mi trabajo en Cultura, estaba muy contento. Presenté la renuncia y el Intendente me la aceptó, no hay mas vueltas que eso. El error fue auspiciar un evento privado, de la cual una de las personas a cabo es un empleado de Cultura, ese es el error, lo asumo".

Respecto al evento que auspició el Municipio y que luego derivó en su renuncia, Álvarez dijo que "era una espectáculo de tango donde iban a actuar artistas locales, me pareció acertado a pesar de que fuera privado auspiciar y por eso se prestó el sonido y la iluminación. Hemos auspiciado otras cenas, aniversarios, festejos donde también se cobraba una entrada y no se suscitó ningún problema" finalizó el ya ex Director de Cultura de la gestión de Osvaldo Cáffaro.

Crónica de la conferencia

Salieron caminando del pasillo interno que une el hall Municipal con los despachos de Gobierno y del Intendente. Cara adusta, gestos serios, tanto Giménez como Menéndez y Álvarez subieron así la escalera que los llevaría al salón de Actos, ubicado en el primer piso. En el medio, se cruzaron con algunos periodistas que esperaban sentados y Menéndez saludó uno por uno con un beso, mientras Giménez sólo lo hacía con un saludo oral. Álvarez, también saludó aunque por dentro llevaba la procesión de varios días sin definiciones y eso lo tenía como incómodo.

Una vez dentro del Salón de Actos, se notó la tensión y los nervios en los declarantes. Cuerpos que se movían inquietos, suspiros, cortes en las voces, gestos, miradas bajas. La mayor tensión se vivió cuando Álvarez tuvo la palabra. Después de señalar sus motivos y remarcar algunas diferencias con el Ejecutivo, se marchó rápidamente. Ya no había vuelta atrás.

Comentá la nota