Apareció Cavallo y dijo estar muy preocupado

Domingo Cavallo se pasea por los encuentros y seminarios que se hacen en el marco de la Asamblea del FMI. Siempre alguien se levanta a saludarlo, como con un respeto añejo. Con el Bósforo de fondo, en el elegante Swissotel, sede de un encuentro de financistas, Clarín le planteó: "¿Qué le preguntan los banqueros sobre la Argentina?".
"En principio -señaló-, preguntan poco sobre la Argentina. Pero cuando lo hacen, es sobre si se van a resolver los problemas pendientes de deuda, si el Gobierno es sincero o no cuando habla del tema. Y mi respuesta es que probablemente sea sincero, porque el Gobierno, si lee bien la situación del país, sabe que enfrentar los próximos 2 o 3 años sin crédito es muy peligroso".

-¿Qué es lo que se usted avizora para esos próximos 2 o 3 años?

-Van a ser años muy difíciles desde el punto de vista económico. Se ha acumulado una gran cantidad de distorsiones en los precios relativos, que cuando se intente corregir van a agregar puntos a la inflación. Y hay un desaliento a la inversión que ya está tornando irreversible para este Gobierno: es difícil imaginar que pueda generar condiciones que alienten la inversión. Por lo tanto, habrá inflación y estancamiento económico, en el mejor de los casos. Sino, inflación con más recesión. Yo espero que sea apenas estancamiento, no más recesión. Pero siempre será una situación difícil.

A Cavallo se lo ve relajado. Dice que no regresará a la política, "al menos por ahora". Que reparte su tiempo entre charlas y algunas consultorías que le hacen (su tarjeta dice DFC, por sus iniciales, Associates). El ex ministro cree que "la situación fiscal es muy difícil que pueda mejorar; al contrario es probable que desmejore, porque si quieren atacar los problemas económicos hay que eliminar impuestos distorsivos y eso significará más deterioro fiscal".

Y cree que "la única forma de manejar ordenadamente una economía cuando hay deterioro de la situación fiscal es con crédito, sino hay que emitir dinero para cubrir el déficit y eso alimenta el proceso inflacionario". Así, vuelve al principio. Para evitar esa situación, el Gobierno no tendría mas camino posible que intentar volver al mercado financiero. Y esa vía lo lleva hoy a ser sincero cuando habla de arreglar la deuda, concluye.

Comentá la nota