Aparato aceitado y Schiaretti al frente

El más destacado. El gobernador Juan Schiaretti fue el protagonista de la noche y se cargó al hombro a los candidatos del PJ. Fue el primero en hablar y el que recibió la mayor ovación. Repitió decenas de veces que los candidatos de su lista van a "defender Córdoba".
El más destacado. El gobernador Juan Schiaretti fue el protagonista de la noche y se cargó al hombro a los candidatos del PJ. Fue el primero en hablar y el que recibió la mayor ovación. Repitió decenas de veces que los candidatos de su lista van a "defender Córdoba". Movilización. En su condición de oficialismo, Unión por Córdoba mostró ayer el formidable poderío de su aparato electoral, sobre todo en el interior, que le permitió colmar el Orfeo de militantes. Algunos organizadores dudaban en la previa si las malas condiciones climáticas (mucho frío y garúa) iban a restar gente, pero la estructura del PJ funcionó a full.

No voy a pie. La masiva presencia de gente del interior se vio reflejada con la ubicación de más de un centenar de colectivos de gran porte en las inmediaciones del estadio y un número aún mayor de combis.

Banderas. Como es habitual, cada seccional y ciudad tuvo sus propias banderas, pero un par de casos llamaron la atención: hubo varios trapos con la leyenda: "Campana conducción" (decenas de jóvenes también lucían remeras con inscripciones alusivas al vicegobernador); por otro lado, en un extremo se había colocado una gran bandera celeste y blanca con la inscripción: Racing de Córdoba. Al parecer, por su condición de simpatizante académico, Juan Schiaretti colectó apoyos también en el club de barrio Nueva Italia.

El acomodador. Como responsable político de la organización, el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, siguió con esmero cada detalle. Se movió bastante para conseguirles sillas en primera fila a varios rezagados que llegaron tarde, entre ellos, los legisladores Domingo Carbonetti y Daniel Passerini, y el intendente de San Francisco, Martín Llaryora,

Comentá la nota