Los apagones hacen subir el voltaje político

La UCR pidió que rueden cabezas en el Gobierno. Enérgico, el PJ defendió la gestión de Schiaretti.

Reeditando las viejas veladas de la política cordobesa, radicales y peronistas volvieron al cuadrilátero. Ramón Mestre y Oscar Aguad encendieron la mecha primero al acusar al Gobierno de Schiaretti de "no hacer inversiones en la infraestuctura eléctrica". La descarga no se hizo esperar: "Ellos tienen mucha energía para cerrar escuelas y hospitales y para vaciar la Epec. Durante el último gobierno radical sólo se invirtieron en Epec 500 millones de pesos, a valores constantes", replicó Daniel Passerini, jefe del bloque de legisladores del PJ.

Oscar Aguad, titular de la bancada de la UCR en la Cámara de Diputados de la Nación, adjudicó a "la improvisación de un gobierno de improvisados" la crisis energética.

Mestre se sumó al chisporroteo pidiendo la renuncia del Directorio de la Epec y del ministro de Obras Públicas, Hugo Testa. Pese a los apagones, este último colaborador de Schiaretti y el titular de la empresa energética, Daniel Bonetto, seguían de vacaciones, en distintos destinos, y hasta anoche no habían regresado a Córdoba.

"Planteamos la irresponsabilidad del Gobierno de la Provincia en lo que hace a la falta de planificación e inversión que debería haber llevado adelante en la Epec", remarcó Mestre, quien comparó con "un barco a la deriva" a la actual gestión provincial.

Passerini fue el vocero designado por la Casa de las Tejas. "El radicalismo cuestiona una supuesta desinversión, cuando nuestro Gobierno está haciendo obras de infraestructura eléctrica por 3.300 millones de pesos. Durante el Gobierno de Mestre se invirtieron en la Epec, a valores actualizados, sólo 500 millones de pesos".

Con los cables pelados, Passerini le reprochó a los radicales "votar en contra de todas las leyes que autorizaron las inversiones eléctricas". "La UCR vuelve a demostrar que es un partido especialista en generar inventarios de problemas, pero sin ni siquiera un muestrario de soluciones", graficó.

¿Denuncia? Para salir de la encerrona, Schiaretti analiza demandar a Transener.

Los móviles, atentos por la penumbra

El comisario mayor Jorge Maldonado aseguró que se reforzará el patrullaje ante los cortes de energía que apagarán al alumbrado público. Los móviles deberán estar particularmente atentos entre las 20 y la 1.

Además, Maldonado recomendó a la población extremar las medidas de seguridad.

Ayer, los municipios y el Gobierno provincial trazaron acciones conjuntas para reducir el consumo. Entre otras, deberán reducir la cantidad de lámparas encendidas y/o las horas de encendido. Además, los municipios turísticos deberán reducir el consumo eléctrico en un 20 por ciento. "Además de lo que podamos hacer las municipalidades con el alumbrado, se les pedirá a los comerciantes que hagan un ahorro", explicó Daniel Salibi, jefe comunal de Mendiolaza. Si cumplen, seguirán inmunes a los cortes.

Entretanto, en la ciudad, la Muni salió a reponer las fotocélulas para que las farolas del alumbrado público no queden encendidas durante el día. Eduardo Gómez, director de Alumbrado Público, explicó que ya cuentan con los materiales de recambio necesarios para hacer estos trabajos de mantenimiento.

La Epec reconoció que lo sabía todo

El Gobierno provincial debió admitir lo que hasta ahora venía negando: que la Epec sabía que el transformador que salió de línea estaba trabajando al máximo de su capacidad, por lo que la ruptura del equipo estaba a la vuelta de la esquina.

Miguel Majul, vicepresidente de la empresa energética, sinceró la situación: "La Provincia y la empresa vieron (el problema del transformador) mucho antes (de enero de 2006). Asumo la responsabilidad, pero hay que saber que antes de eso Epec empezó a planificar la nueva estación transformadora de Arroyo Cabral, donde no es cambiar un transformador sino varios", argumentó el funcionario, quien, en declaraciones a Cadena 3, reconoció, además, que "nadie puede estar conforme" con los cortes.

El jefe de Transener que vino a Córdoba, Antonio Caro, remarcó que la empresa que él representa "cumplió" con la obligación de presentarle a la Epec el informe técnico en el que se anticipaba que el trasformador de la estación Malvinas Argentinas estaba en las últimas. En ese documento, que data de enero de 2006, "se plantearon todas las opciones" para ampliar la red energética, decisión está que queda en manos de la empresa distribuidora, en este caso: Epec, según explicó Caro.

El domingo último, Día a Día publicó que las empresas Transener y Cammesa y el Ente Nacional Regulador de Energía (Enre) la habían avisado a la Epec, en reiteradas oportunidades desde fines de 2005, que el transformador que se rompió hace 10 días estaba al límite, por lo que no se le podía hacer el mantenimiento necesario.

En esos expedientes, además, los técnicos de Transener y Cammesa recomendaban en esa época incorporar otro transformador a la estación de Malvinas Argentinas, para que no dejara a luz de vela a Córdoba. La profecía se cumplió en enero de 2010.

Comentá la nota