Apagón y bocinazo contra los impuestos

Esta noche, a partir de las 22, instituciones intermedias y vecinos autoconvocados realizarán un apagón y bocinazos en rechazo del aumento impositivo. La medida de fuerza fue lanzada tras reuniones que convocaron a dirigentes de entidades vinculadas al comercio y sociales que, junto a vecinos autoconvocados, resolvieron insistir en su demanda de dejar sin efecto la suba impositiva o bien postergarla hasta julio próximo.
El intendente Martín Llaryora, en el encuentro mantenido en el Palacio Municipal con los manifestantes, ratificó su postura de sostenimiento de la ordenanza tributaria y salió al cruce de estas posturas opositoras con la creación de la Oficina de Atención al Contribuyente, que según anticipó, tendrá la función de atender los casos particulares de contribuyentes que no estén en condiciones de hacer frente a los pagos.

Ricardo Colla, presidente del Centro Unión Comerciantes Minoristas y uno de los voceros del grupo organizador del apagón y bocinazo, confió que se alcanzará una gran adhesión ya que, “en general, los contribuyentes coinciden en la necesidad de presentar el reclamo ante el aumento impositivo que repercute negativamente en la economía familiar y las finanzas de los comercios e industrias”.

El dirigente empresario cuestionó “la posición férrea que mantuvo el gobierno municipal; deberían haber sido más comprensivos con los vecinos y escuchar nuestra propuesta que, simplemente, apuntaba a una prórroga por seis meses en al implementación de la medida”.

“La gente ha hecho notar la necesidad manifestarnos en contra de los aumentos y las entidades intermedias respondimos a esa inquietud. Necesitamos la solidaridad del gobierno municipal”, insistió Colla.

Comentá la nota