Lo anunció el ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Baldomero Alvarez de Olivera Tandil forma parte del programa Envión

Lo anunció el ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Baldomero Alvarez de Olivera Tandil forma parte del programa Envión
La propuesta llevada a cabo de manera conjunta entre el Estado bonaerense y las empresas. Entre otras cosas genera un espacio en donde los chicos desayunan, almuerzan y meriendan, practican deportes, aprenden oficios, realizan actividades recreativas, y, a través de convenios con el sector privado, obtienen pasantías laborales rentadas.
Días atrás, en la ciudad de Mar del Plata el ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Baldomero Alvarez de Olivera, ratificó que entre los municipios que adhirieron al programa Envión que implementó la cartera a su cargo se encuentra Tandil.

"Son pasantías que luego se transforman en trabajos estables", explicó Alvarez de Olivera al tiempo que agregó que con la propuesta se pretende "evitar que los casi 500 mil chicos que están en riesgo de vulnerabilidad social, caigan en el delito". De esta manera, el ministro de Desarrollo Social Bonaerense, se refirió al programa de responsabilidad social compartida entre el Estado y las empresas.

El ministro inauguró la primera sede del programa en Mar del Plata, que cuenta con dos plantas divididas en aulas, una cocina y una sala de usos múltiples, con un total de 160 metros cuadrados de superficie. Allí se dictarán clases de apoyo escolar, talleres de teatro, plástica, música, informática, radio y deportes, a unos 60 chicos de entre 12 y 21 años.

Según se anunció, la idea del funcionario es ir inaugurando instalaciones similares en distintas localidades ya que preocupa la cifra que indica que "actualmente hay uno 500 mil jóvenes en riesgo que no trabajan ni van a la escuela provenientes del 20 ó 25 por ciento de pobreza e indigencia que hay en la Provincia".

El programa tiene dos turnos: de 9 a 12 y de 12 a 17. Allí, los chicos desayunan, almuerzan y meriendan, practican deportes, aprenden oficios, realizan actividades recreativas, y, a través de convenios con el sector privado, obtienen pasantías laborales rentadas. Nació en 2005, y en una primera etapa se implementó en el barrio Villa Tranquila, en Avellaneda, con el objetivo de integrar a los jóvenes al sistema educativo y enseñarles un oficio.

"Realizamos un censo, que arrojó que había 263 adolescentes de 13 a 18 años que no habían completado sus estudios secundarios ni concurrían a la escuela. No tenían trabajo, y algunos incluso eran jefes de hogar", señaló el ministro.

Por otra parte, destacaron que Envión no es un programa "diseñado desde un escritorio", sino que, por el contrario, nació de la experiencia de gestión en el conurbano en los barrios de Isla Maciel, Villa Corina y Villa Luján.

Comentá la nota