Anunciaron una "reformulización" del Gabinete

Lo hizo el secretario de Gobierno, Ricardo González Dorfman. Si se concreta, se trataría de la primera señal política desde el Ejecutivo tras el conflicto iniciado en semana santa. Mientras tanto, afirman que la administración está "ralentizada" pero no paralizada
Mientras legisladores de la oposición se comprometieron con dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) a propiciar un encuentro con el Ejecutivo provincial para buscar una salida al conflicto salarial, y desde el Gobierno se puso como condición a una posible reunión el levantamiento de las medidas de fuerza (ver página 3), se produjeron los primeros anuncios oficiales de posibles cambios en el Gabinete.

Lo hizo el secretario de Gobierno, Ricardo González Dorfman, quien no habló de renuncias sino de una "reformulización". Además, afirmó que debido a las medidas de fuerza la Administración Pública está "ralentizada" pero no paralizada.

Lo cierto es que el reclamo de los trabajadores del Estado que vienen efectuando provoca que de alguna manera las actividades administrativas no se concreten como habitualmente sucede. Aquí se produce un nuevo cruce de interpretaciones. Es que si se observa desde el punto de vista del gremio la Casa de Gobierno se encuentra paralizada, pero si en cambio se pide la opinión de los funcionarios del ARI las actividades no se interrumpen nunca.

El Gobierno esgrime que a pesar de reconocer la renuncia de jefes de las áreas contables y de recursos humanos, a la que califican de "descabelladas", no cesan en la búsqueda de diálogo para que revean sus posturas.

Funcionarios políticos dicen que la renuncia masiva, que los mismos empleados la adjudican a un acto solidario, es un hecho que no comparten. Incluso esgrimen que la sanción que aplicada a ocho jefes de planta la semana pasada se trata de un proceso de aprendizaje.

Asimismo, aseguran que las normas marcan que una vez presentada las renuncias el Gobierno posee 30 días para determinar si las acepta o no. En el caso de que las acepte, cada unas de esas áreas pueden quedar a cargo del personal con más antigüedad en esa dependencia o bien se debe nombrar otro directivo.

Sin embargo, en el Ejecutivo quisieron ser cautos en no adelantar cuáles son las estrategias que tiene previsto el Ejecutivo ante la situación, pero remarcaron que intentan que los empleados jerárquicos den un paso atrás con la decisión.

Asimismo, aseveran que existen mecanismos que permiten que los actos administrativos no interrumpan su cotidianeidad, y de los cuales se están valiendo en estos días. En este marco, González Dorfman dijo ayer que "la gente de Economía está manteniendo reuniones con el Ministerio de Trabajo buscando algún tipo de solución al conflicto y se supone que en el día de hoy estaría regularizándose casi todo, incluidos los pagos de la segunda cuota salarial (previsto para hoy viernes), el libramiento del combustible para las distinta dependencias y el subsidio a bomberos, entre otros temas".

En tanto, adelantó que el Gabinete se "reformulará muy pronto" ya que "hay una mirada que se quiere reformular, refrescar, y muy pronto vamos a tener una reunión con todos los integrantes de cara a los nuevos tiempos".

Asimismo, dijo que "no puedo asegurar que haya renuncias pero sí en un tiempo se harán reformulaciones", en tanto sostuvo que "la administración está ralentizada, no paralizada".

Comentá la nota