Anunciaron duras sanciones para infractores de tránsito.

Para poner límite a los accidentes de tránsito con víctimas fatales en la capital, se promulgó la ordenanza que establece el nuevo Código de Faltas que estipula aumento en las multas por infracciones de tránsito. Mientras que un decreto de Necesidad y Urgencia establece la retención de un vehículo por 48 horas para conductores que no usen casco y/o se encuentren ebrios.
Con el objetivo de poner limite a los accidentes de tránsito con víctimas fatales en la capital, la Municipalidad de Capital promulgó la ordenanza que establece el nuevo Código de Faltas, el cual estipula aumento en las multas por infracciones de tránsito. Asimismo, se firmó un decreto de Necesidad y Urgencia que establece la retención de un vehículo por 48 horas para conductores de motos que no usen caso o estén en estado de ebriedad.

El secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad, Hugo Vera, fue el vocero de casi todo el gabinete municipal y de las autoridades de la Policía de la Provincia en una conferencia de prensa que se realizó ayer para efectuar anuncios sobre el tema.

Vera explicó que "es necesario tomar estas medidas con seriedad, porque veníamos tomando recaudos para que usen el casco; pero la gente no toma conciencia y los accidentes continúan; primando la inconsciencia, la imprudencia de aquellos que manejan distintos vehículos”.

Según el funcionario, el intendente de Capital, Ricardo Quintela, firmó un decreto de Necesidad y Urgencia para que “todo aquel vehículo que sea conducido en estado de ebriedad sea retenido y no se lo podrá reintegrar al dueño por 48 horas, incluyendo a los conductores de motos o ciclomotores que no porten el casco protector".

LAS MULTAS

Por su parte, la jueza de Faltas municipal, Karina Becerra explicó que el nuevo Código de Faltas prevé multas mayores a las que actualmente se aplican. A modo de ejemplo, la letrada remarcó que la infracción por no usar casco se eleva de 66 pesos a 99 pesos; pudiendo optar por pago voluntario que anteriormente era de 22,50 pesos y con esta medida aumentó a 67 pesos.

Por conducir en estado de ebriedad (detectado por controles de alcoholemia) la multa se eleva de 492 pesos a 675 pesos, todo ello si el infractor opta por efectuar un pago voluntario; si no, deberá abonar 3.000 pesos si cuestiona o desconoce la infracción.

Según Becerra, “esto no es una ocurrencia del municipio, hay que recordar que estamos adheridos a la ley Nacional de Tránsito 24.449 y ahí están establecidas las medidas fijas, lo que se hizo es actualizar los montos”.

Los nuevos montos comenzarán a aplicarse a partir de hoy. A su vez, durante el fin de semana se realizarán varios operativos de control de vehículos y de alcoholemia. Precisamente, el uso del casco y el no conducir en estado de ebriedad son los aspectos fundamentales del plan municipal para frenar los muertos por accidentes viales.

Comentá la nota