Anunciarán el cronograma de pagos de la deuda para 2009

Lo presentará el Gobierno en los primeros días de enero; máxima reserva en Olivos
Con el objetivo de llevar confianza y certeza, la batería de anuncios que el Gobierno puso en práctica para paliar los efectos de la crisis económica mundial continuará en los próximos días. Esta vez, será con un mensaje destinado a calmar la incertidumbre ante la creciente sospecha de la falta de capacidad de pago de la abultada deuda externa que vence el próximo año.

La Casa Rosada trabaja en la presentación del cronograma de pagos de la deuda para 2009, que podría ser presentado en los primeros días de enero, según confió a LA NACION un ministro del gabinete nacional.

"El esquema de fondos y su uso ya está armado, pero todavía resta terminar de definir las aplicaciones que se usarán en cada caso", sostuvo un funcionario al tanto de la presentación, que se termina de consensuar en el Ministerio de Economía, a cargo de Carlos Fernández, y la Secretaría de Finanzas, que conduce Hernán Lorenzino. Lo que falta definir es de qué manera se hará la financiación: se evalúa la emisión de nuevas letras, bonos y colocaciones en el mercado. El Gobierno guarda reserva de la operatoria.

Así, el Gobierno espera enviar una señal también a los mercados y al mundo, ante el riesgo de un complicado panorama para 2009. La Casa Rosada ya puso en práctica toda una serie de anuncios, como inversiones en obra pública y la creación de fideicomisos de consumo, gracias a los millonarios fondos que pasaron desde las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones (AFJP) al Estado, a través de la Anses.

Esta vez le tocará el turno a la deuda. Aunque todavía no está decidido cuándo se hará el anuncio, se espera que en los próximos días el Gobierno haga la presentación oficial de los cronogramas de pagos con toda la tradición kirchnerista: será en la quinta de Olivos, ante un auditorio afín al oficialismo, y con un mensaje de Cristina Kirchner. "Queremos llevar certezas de que vamos a cumplir con las obligaciones de pago", consideró un funcionario, con lo que intentó conseguir la confianza perdida.

Sobre todo después de la decisión de ponerles fin a las AFJP, la capacidad de pago de los abultados vencimientos de la deuda -que para el año próximo será de unos 20.000 millones de dólares- entró en duda en el mundo financiero.

Todo indica que después de la batería de anuncios destinada a cuidar el nivel de empleo y mantener el consumo, medidas para las que se apeló a los fondos de las jubilaciones, esta vez se presentará el pago de la deuda. No bien el Gobierno anunció el fin del sistema privado de jubilaciones, se precipitaron las dudas sobre la verdadera capacidad de los Kirchner para afrontar los vencimientos futuros.

Retrasos

En la presentación que hará la Presidenta, se incluirá, según anticiparon fuentes oficiales a LA NACION, los avances en los asuntos que la crisis económica dejó relegados y que el Gobierno aprovechó para guardar por un tiempo: el pago al Club de París y la reapertura del canje con los bonistas que quedaron fuera del programa lanzado por Néstor Kirchner en 2005, conocidos como holdouts.

Sin apuro, en la Casa Rosada sostienen que se siguió trabajando para efectivizar el pago a los países que integran el Club, anuncio que Cristina Kirchner hizo antes de la crisis. Pero no hubo novedades al respecto.

Tampoco se avanzó demasiado con el programa para cancelar la deuda en default con los holdouts, que incluía también una operación para los Préstamos Garantizados (PG), papeles en poder de los bancos que concentran gran parte de los vencimientos del año próximo, y con los que se preveía conseguir dineros frescos para 2009.

De hecho, tras la firma de la carta de intención para comenzar el proceso, después de una reunión entre la jefa del Estado y los directivos de Barclays, Citibank y Deutsche Bank, las tres entidades que hicieron la propuesta al Gobierno, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, había dicho en conferencia de prensa que la operación estaría terminada antes de fin de año. Los días corren y escasean las novedades.

En los despachos oficiales prometen que en la presentación que se hará del cronograma de cancelación de deuda estarán incluidos ambos pagos.

Por el momento, y con las Fiestas de por medio, se espera la llegada de Cristina Kirchner para hacer los anuncios. El matrimonio presidencial viajó el martes pasado a El Calafate y sólo regresará a Buenos Aires pasado mañana.

El lunes, la jefa del Estado viajará a Chaco y el martes, por el momento, no tiene actividad. Algunas fuentes oficiales especulaban con que ese día podría haber anuncios. Pero la mayoría de los funcionarios consultados insistieron en que el esquema de pagos será tema de la primera semana de enero.

Cronología

2 de septiembre

El Club. La Presidenta revela que se cancelará la deuda con el Club de París.

22 de septiembre

Los bonistas. Cristina Kirchner anuncia la reapertura del canje de la deuda para los bonistas en default.

29 de septiembre

El proceso en marcha. El Gobierno firma con tres bancos un acuerdo para poner en marcha el proceso para reabrir el canje.

16 de octubre

Admiten las demoras. El Gobierno admite que la crisis obligará a rever los plazos de todos los pagos. Igual, insiste en que pagará las deudas.

1º de noviembre

Congelan fondos. Tras la estatización de los fondos de pensión, el juez Thomas Griesa congela dinero de las AFJP en EE.UU.

15 de diciembre

Crece la desconfianza. En Street Wall desconfían de la capacidad argentina para pagar.

Comentá la nota