Al anunciar obras para Entre Ríos Cristina pidió solidaridad en el manejo de recursos

La Presidenta puso el énfasis en la obra pública como “instrumento fenomenal de la redistribución del ingreso en materia social y geográfica”. Harán viviendas, cloacas, pavimento y otros proyectos en la provincia.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner remarcó hoy la necesidad de “solidaridad e inteligencia” en materia del manejo de recursos del Estado, al encabezar un acto en la Quinta de Olivos donde se anunciaron obras públicas para la provincia de Entre Ríos.

“Es necesario hoy más que nunca mucha solidaridad e inteligencia y articulación de cada uno de nuestro recursos”, enfatizó. “Responsabilidad y solidaridad son los atributos que más necesita el pueblo argentino por parte de su dirigencia”.

Los anuncios se enmarcan en el plan “Obras para todos los argentinos” que se inició en 2003. En este sentido, se iniciará en Entre Ríos durante este año la construcción de 4.950 viviendas y 266 obras con una inversión de 650 millones de pesos.

Esas obras son redes de agua y cloacas, desagües, centros de salud, accesos a pueblos, pavimento, cordón cuneta, jardines de infantes, iluminación, plazas y paseos.

Estuvieron en el acto el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido; de Trabajo, Carlos Tomada; el gobernador de Entre Ríos Sergio Urribarri y el secretario general de la presidencia, Oscar Parrilli, además de legisladores nacionales entrerrianos; diputados provinciales e intendentes.

“Sería fantástico para un político decir nadie paga impuestos, sería maravilloso antes de las elecciones, pero esto no puede ser. En los municipios más pequeños saben que se necesitan recursos para transformar la vida de los vecinos”, sostuvo la Presidenta.

La Presidenta también puso el énfasis en la obra pública como “instrumento fenomenal de la redistribución del ingreso en materia social y geográfica” y recordó que esta estrategia no es de ahora sino que comenzó a gestarse a partir de 2003.

Indicó que “durante mucho tiempo, cuando no había democracia, se planteaban hipótesis de conflicto con Brasil” y que el ingreso de tropas enemigas se podía producir por Misiones o Corrientes”, por lo cual no se construían obras de infraestructura. “En tanto se producían invasiones en lo económico y cultural y éramos aliados naturales del primer mundo”, agregó.

Remarcó que durante los años 90 “se castigó a la obra pública, producto también de las teorías de conejitos de indias que se aplicaban”.

“Se sucedieron ajustes, inventos, megacanjes que implosionaron en 2001, fue hace poco tiempo y pagamos caro no el hecho de que el FMI tuviera esas políticas, sino que había argentinos que permitían que se aplicaran. No hace falta hacer nombres, sino tener memoria”, destacó.

“Estamos convencidos que la obra pública no es sólo una buena medida contracíclica, es instrumento poderoso de transformación social y económica, es también la ruta para el que produce, para el que necesita caminos, vías navegables”.

Comentá la nota