Anuncian una recomposición salarial para jubilados docentes

La medida beneficia a unas 20 mil personas y será retroactiva a marzo de este año. La diferencia, en agosto.
El aumento de cada caso se calculará de acuerdo con un índice de la evolución salarial docente desde 1995.

Con el próximo sueldo a cobrar, los jubilados docentes en la provincia y el resto del país recibirán parte de un aumento pendiente desde marzo de 1995, lo que en Salta beneficiaría a unos 20 mil maestros y profesores retirados. Así lo anticipó a El Tribuno el ministro de Trabajo de la Provincia, Rubén Fortuny, en su carácter de presidente del Consejo Federal del Trabajo.

Con fecha de mayo de este año, y rubricado por el secretario Walter Arreghi, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación decidió aprobar la creación del "coeficiente de variación salarial docente" y los alcances de su aplicación "según la fecha de alta del beneficio otorgado al personal docente a marzo de 1995 -si la jubilación fuera anterior- y a la fecha de alta real, si ésta fuera posterior, permitiendo así la recomposición del haber previsional de cada uno de ellos".

Esto significa que a aquellos docentes que se jubilaron antes de marzo del ’95 se les calculará el aumento que les corresponde de acuerdo con el índice de evolución salarial correspondiente a esa fecha, mientras que para quienes se jubilaron posteriormente se les otorgará el aumento correspondiente al mes del alta de su beneficio y de acuerdo con el índice que corresponda para el mismo.

De esta manera el Estado decidió aplicar sobre el sueldo de los jubilados del sector los aumentos recibidos por los docentes desde la fecha mencionada hasta marzo de este año.

Según especificó el ministro de Trabajo y Previsión Social de la Provincia, Rubén Fortuny, este aumento nacional no suprimirá el complemento de 200 y 300 pesos que aporta la Provincia a un sector de los jubilados docentes en Salta.

A modo de ejemplo, el funcionario especificó que la aplicación del recién creado "índice de variación salarial docente" permitirá que "un maestro que en marzo de 1995 cobraba 723 pesos, actualmente 1.200 pesos, pase a cobrar 2.800 pesos en su próximo salario".

Fortuny también aclaró que "podrían existir algunas excepciones donde el aumento no impactará", aunque advirtió que "de ninguna manera alguien cobrará menos de lo que le figuró en el último recibo de sueldo".

La operatoria

En julio los jubilados ya percibirán sus haberes de acuerdo con el cálculo que se realiza para determinar el aumento. Mientras que en agosto cobrarán el mismo sueldo de julio, más el retroactivo de la diferencia de sueldo que les corresponde desde marzo de este año hasta junio inclusive.

"O sea que si un jubilado docente pasó de cobrar -por ejemplo- $ 1.100 en junio a 1.600 en julio, en el mes de agosto cobrará, además de su jubilación, un monto retroactivo de $ 2.000, es decir la diferencia de los meses de marzo a junio inclusive" explicaron funcionarios.

Para sacar esta cuenta se toma el caso específico de cada docente y la fecha en que se jubiló y se la multiplica por el índice de evolución salarial que se calculó para esa fecha. El resultado será el monto de aumento que debe recibir.

Casos especiales

Esta operatoria podría dar como resultado la existencia de algunos casos donde el docente esté cobrando un haber por encima del resultante del cálculo de este índice, en cuyo caso el sueldo se deja tal y como está, o sea que no sufrirá ninguna quita de ajuste. "También pueden existir casos en los que el docente se haya jubilado con un sueldo muy bajo, por lo que el cálculo en base al índice de evolución salarial tampoco le dé una cifra mayor a la que cobra actualmente" advirtieron los funcionarios consultados.

Comentá la nota