Anuncian otro plan de cortes por Kraft

Preparan bloqueos en la Panamericana
Lejos de aplacarse, el conflicto por Kraft prenuncia otra semana de tensión en las calles. Los delegados de la empresa anunciaron ayer un nuevo plan de lucha por considerar que están "trabadas" las negociaciones para reincorporar a los empleados cesanteados.

El renovado plan de acción incluye cortes en la Panamericana, el martes, y una marcha hacia el Congreso, el miércoles, según anticipó el delegado sindical Ramón Bogado.

"Las negociaciones fracasaron porque la empresa nos chantajea con reincorporar a trabajadores, cerrar el acuerdo con paz social por tres meses y dejar decenas de trabajadores en la calle", dijo Bogado a la agencia estatal de noticias Télam.

A esto se sumó la advertencia que difundió ayer la Corriente Clasista y Combativa (CCC): "Vamos a realizar diversos cortes totales en la General Paz y en numerosos puntos de acceso a la Capital Federal".

El ministro argentino de Trabajo, Carlos Tomada, había advertido anteayer que el conflicto "no [admitía] más dilaciones", en otra presión a la empresa de capitales norteamericanos para que encuentre una salida al conflicto.

Los delegados de la planta que la firma tiene en la localidad bonaerense de General Pacheco denuncian que tienen prohibido el ingreso desde el despido, hace casi dos meses, de unos 160 empleados. En el medio, hubo una toma de la fábrica que duró más de un mes y terminó con un desalojo policial por la fuerza.

Los trabajadores rechazaron esta semana una propuesta de Kraft de reincorporar a 20 empleados que habían sido despedidos, iniciativa que se suma a otra que la empresa efectuó hace ocho días y en la que se comprometía a reincorporar a otros 30 de los cesados.

Negociación frustrada

Durante la semana, el personal de Kraft recibió el respaldo de Hugo Moyano, líder de la CGT, que se comprometió a poner en marcha "acciones judiciales" y a tomar contacto con la embajada de los Estados Unidos para ayudar a solucionar de alguna manera la controversia.

Kraft Foods de Argentina emplea a unos 2700 trabajadores. El conflicto empezó en julio pasado a raíz de reclamos salariales y de mayores medidas de higiene ante la pandemia de la gripe A.

La fábrica retomó la actividad hace dos semanas en medio de múltiples protestas y bloqueos en la Panamericana, junto a la planta, y en las calles de Buenos Aires. A raíz de los disturbios, la empresa suspendió a otros 36 trabajadores.

Comentá la nota