Anuncian nuevo plan de acción para la Cuenca Matanza-Riachuelo

Anuncian nuevo plan de acción para la Cuenca Matanza-Riachuelo
El Gobierno nacional lanzó un plan para "mejorar las condiciones ambientales" en la cuenca Matanza-Riachuelo y anunció que implementará la metodología del "palo y la zanahoria" en busca de incentivar a las industrias de la región para que no contaminen
El jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Sergio Massa, dijo en una conferencia de prensa que se pondrán en marcha una serie de obras para "mejorar la calidad de vida de la gente, del agua y del aire" en la zona de la cuenca del río Matanza y del Riachuelo.

También anunció la creación de una "autoridad" de la Cuenca, aunque parafraseando a María Julia Alsogaray manifestó que no prometerá que limpiarán el Riachuelo "en mil días", como había vociferado en 1993 la ex funcionaria menemista cuando lideraba la Secretaría de Recursos Naturales.

"La Cuenca o el Riachuelo es probablemente uno de los fracasos más grandes de la Argentina porque indudablemente si tomamos en cuenta que el primer fallo de contaminación es de 1890, nos vamos a dar cuenta de la enorme deuda que tiene el Estado argentino en ese sentido", expresó Massa.

"El primer tramo de inversión es del monto de 300 millones de pesos, en materia de obras y saneamientos, que incluye desde cloacas para más de 450 mil habitantes, con inicio de ejecución en la tercer semana de febrero, en cuanto al plan de obras", agregó el funcionario en Casa de Gobierno.

Catorce municipios del Gran Buenos Aires, la ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires y el Estado nacional tomarán parte en este plan de obras, dijo Massa.

Además, se limpiarán basurales en las márgenes del Riachuelo y se comenzará con "un programa de extracción de buques, en conjunto con la Prefectura Nacional, desde la Secretaría de Política Ambiental".

Massa comentó que también se pondrá en marcha "un programa de reconversión industrial, que tiene para este año un incentivo de 45 millones de pesos, orientado a las 4.100 industrias que están en la zona de la Cuenca Matanza-Riachuelo".

El plan, según el funcionario, tiene el objetivo de lo que se conoce como "el palo y la zanahoria", un método que consiste en ubicar una hortaliza por delante de un caballo para que el animal prosiga su marcha aun estando cansado.

Se trata de un "incentivo para aquellos que tengan la voluntad de reconvertirse y de acompañar la decisión política de mejorar la calidad ambiental" en la Cuenca.

En paralelo habrá, desde la Secretaría de Política Ambiental, "una fuerte presión, en materia de multas y clausuras, en todas aquellas industrias que no estén dispuestas a reconvertirse desde el punto de vista ambiental", remarcó.

En el lanzamiento de un nuevo plan de saneamiento para la Cuenca Matanza-Riachuelo, Massa anunció también la creación de 1.800 puestos de trabajo para el primer tramo de obras, "entre cooperativas y empresas que se dedican a lo que es remoción y disposición final de basura".

Comentá la nota