Anuncian nueva denuncia al magistrado

CIPOLLETTI (AC).- Carlos Pablo, padre del joven que murió en un sanatorio de Cipolletti, rechazó "por improcedente y maliciosa" una carta documento que le envió recientemente el juez Pablo Iribarren, quien lo amenazó con iniciarle acciones civiles y penales por sus dichos.
Pablo le anunció a Iribarren que hará una nueva denuncia ante el Consejo de la Magistratura "por la supina ignorancia del derecho, falta de actitud republicana e incumplimiento de los deberes del cargo que su carta documento por sí misma patentiza".

Iribarren, con fecha 16 de este mes, le envió una carta documento a Pablo reclamándole que ratificara o rectificara "los términos injuriosos" vertidos en notas enviadas a la Defensoría General de la Nación y al Consejo de la Magistratura de Río Negro. El juez extractó algunas frases expresadas por Pablo: "Finalmente, quienes integren los cargos relativos al MPD/Juez de la Cámara Criminal, deben indefectiblemente tener un real sentido de justicia, de dignidad, de independencia, de transparencia funcional y de respeto a quienes acuden a la justicia, atributos que -en base a los antecedentes expuestos- en el Dr. Iribarren lucen por su manifiesta ausencia".

"Lo manifestado por la presente no importa renunciar ulterior al ejercicio de las acciones civiles y penales que correspondan", le advirtió el juez. Y Pablo le respondió. "Los conceptos vertidos por el suscripto deben analizarse en un contexto integral de la presentación efectuada ante el Consejo de la Magistratura y no aisladamente".

Consideró que la finalidad de la carta de Iribarren "no es otra que la de amedrentarme" con la amenaza de ejercicio de acciones civiles y penales, "comportamiento claramente impropio de un juez de la Constitución.

Comentá la nota