Anuncian la limpieza del Chu-chú desde el Arroyo Pergamino hasta Drago

Las gestiones conjuntas entre los vecinos e integrantes de la comisión que realiza el seguimiento de las obras pluviales, consiguieron que la Provincia se haga cargo de estos trabajos que constituían una vieja demanda de quienes residen a la vera del Arroyo.
Miembros de la Comisión de Seguimiento de Obras Pluviales de Pergamino (Cosopper) y particulares brindaron ayer una conferencia de prensa para informar la adjudicación y el comienzo de las obras de limpieza y canalización del arroyo Chu-chú, lo que constituía una vieja demanda de quienes residen a la vera del mismo por los múltiples trastornos que generaba.

Los representantes de la Cosopper se refirieron a los trabajos que contempla la misma, los tiempos estipulados para su realización y datos de la empresa adjudicataria, entre otras cosas, mientras que los vecinos del Arroyo manifestaron la importancia que tiene para ellos este proyecto, por el cual llevaron a cabo múltiples gestiones.

Roberto Rosas, un residente de la zona explicó que los trámites para la limpieza del arroyo Chu-chú y el enderezamiento de las curvas que entorpece la corrida de agua, comenzaron en 2004. Desde entonces se levantaron firmas y se enviaron notas a la Municipalidad, pero gracias a la intervención de la Comisión hemos conseguido que se aprobara esta obra para nuestra satisfacción porque somos quienes sufrimos las consecuencias de las inundaciones, las molestias que genera la acumulación de basura frente a las casas y las excavaciones de los ‘lombriceros’".

Detalles de la obra

Julio Hussen, representante de la Cosopper, brindó detalles inherentes a la realización de las obras y la empresa adjudicataria. "Los trabajos estarán a cargo de la empresa Bimo S.A., a la cual le faltaba un trámite burocrático para cumplimentar los requisitos y empezar con la limpieza del Chu-chú. Se prevé que en aproximadamente 30 días esta firma estaría presentando la documentación que le faltaba y luego se estaría firmando el contrato entre la firma con la Provincia de Buenos Aires.

"La obra es financiada por la Provincia y tiene un costo de 804.537 pesos y estaría comenzando antes de fin de año. Las tareas de limpieza y canalización se realizarán en el tramo comprendido entre la desembocadura del Chu-chú en el arroyo Pergamino y la avenida Drago. Asimismo está estipulado modificar la desembocadura del arroyo Chu-chú la cual estaba a 90 grado y ubicarla en otra posición y rectificar algunos sectores que están obstruidos por la misma tierra que se fue desmoronando o por la acumulación de sedimentos en el fondo del cauce. En tanto el excedente de tierra será transportado a la Planta de Tratamiento de Residuos, gastos que corren por cuenta de la empresa contratada.

"Por otra parte quiero manifestar que estos trabajos se los debemos a los vecinos tanto los de la zona del Cruce de Caminos como del barrio José Hernández, donde está la desembocadura, porque fueron quienes le dieron impulso a este proyecto".

Seguimiento

Por su parte, Jorge Dauach, otro de los referentes de la Cosopper se refirió al seguimiento que se le harán a los trabajos por parte de Hidráulica provincial y la Veeduría Ciudadana. "La supervisión de la obra estará a cargo de la Dirección Provincial de Hidráulica, la cual nombrará a un responsable de hacer el control de las tareas que realice la empresa. En tanto, a nivel local la Veeduría Ciudadana, integrada por algunos miembros de la Comisión, en forma conjunta con los vecinos de un sector del barrio José Hernández, vamos a realizar un grupo de seguimiento para ir observando el desarrollo de los trabajos.

"Pensamos también comunicarle a quien va a supervisar la obra, las observaciones que se realicen para que sean tenidas en cuenta a fin de que se haga la mejor tarea posible. Asimismo ya que la Veeduría Ciudadana dispone de los pliegos y los planos de la obra, vamos a controlar que las mismas se desarrollen tal cual estaba estipulado".

Comentá la nota