Anuncian que el INSSSEP comenzará a probar un sistema de conectividad para mejorar la atención

El Presidente del INSSSEP, Atilio Velázquez anunció que el 25 de septiembre se pondrá en marcha el sistema de conectividad que servirá para mejorar las prestaciones médicas a los afiliados. En primer lugar se hará una prueba piloto o de elegibilidad en el Gran Resitencia y después se trasladará al interior. Según el contador Velazquez hasta ahora fueron invertidos más de $ 2.200.000. Además expresó que por pedido especial del gobernador Jorge Capitanich "vamos a vencer todos los obstáculos y todos los impedimentos que nos quieran poner o quieran repetir para ponerlo en marcha el 25 de septiembre".
El funcionario anticipó que todas las entidades representativas de los prestadores de la salud ya fueron notificadas y que esta prueba piloto se extenderá hasta el 25 de octubre en que quedará en firme el sistema. El ingeniero Santiago Karniel, responsable del área informática dio detalles al respecto, señalando que el afiliado compartirá los dos sistemas en esta primera etapa, es decir el de la utilización de la chequera y el de la paulatina implementación del nuevo modelo basado en una tarjeta magnética y los otros elementos tecnológicos que forman parte del mismo.

La encargada de esto es la empresa Conexia quien se pondrá en contacto con los prestadores quienes en el transcurso de un mes deben adaptarse el mismo. En este sentido el contador Velazquez advirtió que quienes no adhieran a la nueva modalidad, el 25 de octubre se va a iniciar con quienes lo hayan hecho y quienes no hayan tomado las previsiones quedarán afuera del sistema.

El ingeniero Karniel dio detalles de la forma en que en la práctica se dará la conectividad, sintetizando que la misma servirá para validar la pertenencia de un beneficiario a la institución en tiempo real; autorizar todo tipo de prestaciones de la salud; controlar el consumo prestacional en tiempo real al igual que realizar la auditoría de la misma forma; elaborar informes estadísticos sobre consumos; desarrollo de historias prestacionales individuales, entre otras cuestiones que favorecen la agilidad y muy en especial al afiliado que ya prácticamente, cuando el sistema esté funcionando a pleno, no concurrirá a autorizar órdenes ni a comprar chequeras.

Comentá la nota