Anuncian cambios en el Impuesto Inmobiliario Rural

El gobernador Jorge Capitanich impulsará cambios en el sistema de percepción del Impuesto Inmobiliario Rural: propondrá que los productores alquilen sus campos a un fideicomiso para implantar bosque maderable con cuya producción se pagará el alquiler de la tierra y capitalizará el sistema previsional estatal.
El anuncio fue realizado en el mensaje que el jefe del Poder Ejecutivo provincial dio miércoles cuando firmó el convenio con la presidente del Banco Nación Argentina, Mercedes Marcó Del Pont, para financiar la campaña agrícola 2009-2010

"La valuación de los bienes inmuebles en materia fiscal es mucho menor que el valor de mercado, pero cada vez que se plantea la modificación de la valuación fiscal las críticas más benévolas se acuerdan de mi papá y de mi mamá en partes proporcionales", señaló.

Impacto ecológico

El admitió "dificultades" para cobrar el Impuesto Inmobiliario Rural y por eso aspira a sustituir el pago a cambio de que alquilen sus campos a un fideicomiso que se creará a tal efecto. "Necesitamos generar una fuente de financiamiento que tenga impacto ecológico ambiental y que a su vez nos permitan generar la percepción de ingreso", argumentó Capitanich

Por eso, el gobernador dijo que vamos a remitir a Legislatura un proyecto de ley para modificar el sistema de imposición del Impuesto Inmobiliario Rural sobre la perspectiva de renta normal potencial de la tierra, sin imposición directa.

La iniciativa se sustenta en que los productores afecten una parte proporcional de hectáreas de tierra para hacer implantación forestal, incorporarla a un fideicomiso y que en un período determinado de tiempo permita generar la absorción de los costos de implantación y el nivel corte necesario para la comercialización.

Con el producido se pagará el valor de la renta del campo alquilado, y parte importante irá a la capitalización del sistema previsional y la inversión para el desarrollo de pequeños productores de la provincia, que así podrían iniciarse en la forestación de bosques maderables. El gobernador confía en que la propuesta "puede funcionar perfectamente", aunque "nuestra provincia no tiene cultura forestal"

"Tenemos casi el 48 por ciento de la superficie de la provincia cubierta con bosque", dijo el gobernador. Una parte de esa área es adonde el gobierno apunta a sustituir bosque no maderable por forestación maderable".

Además entiende que se puede alcanzar alta productividad, rendimiento y generación de valor agregado que "tendrá una dinámica de producción de madera que aporte al fondo de capitalización y el desarrollo de la industria del mueble de alta calidad que nuestra provincia lo puede hacer".

Comentá la nota