“Anular los acueductos postergó el derecho al agua”

Un funcionario de Binner había calificado de “ignorantes o mal intencionados” a quienes, como el diputado justicialista cuestionaron la postergación de la licitación de la red de acueductos. El legislador devolvió el guante.
El diputado provincial del PJ, Mario Lacava, devolvió los dardos al subsecretario de Comunicación del gobierno provincial, Daniel Canabal, quien había disparado por los cuestionamientos a la postergación de la licitación para construir la red de acueductos. “Dejar sin efecto la licitación de grandes acueductos fue un error que posterga gozar el derecho al agua”, contestó el legislador.

Lo que sigue son expresiones de Lacava, quien hace uso de su derecho a réplica.

“No ignoro el problema del agua en nuestra provincia, aunque quizás mis conocimientos no tengan la profundidad y solvencia científica que tal vez él tenga, por la que seguramente se siente con autoridad para descalificarme al tratarme de ignorante”.

“Entre 1993 y 1995 me desempeñé como secretario de Promoción Comunitaria en la Municipalidad de Santa Fe, donde se desarrolló el programa Aguas para Todos, que permitió proveer a más de 100.000 santafesinos. Entre 1996 y 1999, siendo secretario de Municipios y Comunas del gobierno de Jorge Obeid, se realizaron con el apoyo de la Nación una acción conjunta para mejorar la cantidad y calidad del agua potable en decenas de pueblos del interior: decenas de plantas potabilizadoras, plantas de ósmosis inversa, tanques elevadores con redes domiciliarias, trataron de paliar la situación cuya solución final pasaba por llevar agua del río Paraná a través de acueductos”.

“En 2006, desempeñándome como presidente del bloque de diputados justicialistas, se sancionó la ley 12.668 de grandes Acueductos Santafesinos para proveer de una solución integral y definitiva al problema. Esta ley expresa la voluntad política del gobierno justicialista de construir un gran acueducto troncal hacia el norte, hasta Tostado, y otro hacia el sur, hasta Rufino. En ambos casos, con acueductos locales derivados a decenas de pueblos. Estos, integrados al acueducto Centro, desde Monje al oeste, en plena construcción desde hace tres años, y otros regionales en los departamentos Vera, General Obligado y Constitución, completaban un sistema que en el tiempo llevaría agua potable a todos”.

“La misma ley crea la empresa Grandes Acueductos Santafesinos, para gestionar el funcionamiento de los acueductos y conformar un proyecto integrado que solucione el problema de manera adecuada y definitiva”. Para ello, la ley “autoriza un endeudamiento de 200 millones de dólares para construir el primer tramo de los acueductos Sur y Norte”.

“Esta licitación, que debió abrirse en octubre de 2007, fue postergada dos veces a pedido del gobernador electo Binner hasta el 20 de diciembre de 2007, y finalmente dejada sin efecto por decreto del nuevo gobernador. El gobierno socialista también reemplazó todo el plan previsto por un sistema de 13 pequeños acueductos regionales que se irán desarrollando como y cuando se pueda”.

“Nunca negaremos a ningún gobierno tomar las decisiones que le parezcan más convenientes. Simplemente sostenemos que anular la licitación de Grandes Acueductos troncales y dejar sin efecto dicho programa es un error que dilata y posterga sin tiempo cierto la única solución integral y efectiva que existe”.

“Hoy se sigue postergando por tercera vez una licitación para construir dos pequeños acueductos locales, uno hasta Rafaela y otro circunvalando Rosario, sin que nadie nos explique por qué. Si no se hubiera anulado la licitación, tendríamos acordada una financiación de 200 millones de dólares prestados por el Banco de Desarrollo del Brasil, a una tasa del 7%. Hoy, en cambio, la financiación internacional es incierta y, si la hubiera, seguramente será onerosa en mérito de la crisis internacional vigente”.

“Deberá entender el señor subsecretario de Imagen que el derecho al agua no es un problema ideológico. Sus conocimientos en el tema tendrían que haberlo llevado a recordar que el agua no se puede cortar a nadie, precisamente porque es un derecho humano”.

Lacava cita un diagnóstico hecho por la provincia en el año 2000 sobre el problema del agua.

“Lo curioso es que fue de ese informe que Canabal extrajo los datos para acusar al justicialismo de no haber hecho nada”, dijo el diputado, y recordó que fue su partido en la Casa Gris el que rescindió la concesión a la empresa Aguas Provinciales por incumplimientos varios y creó la actual Aguas Santafesinas Sociedad Anónima.

En ese marco, Lacava apuntó que “hoy el Ente Regulador de Servicios Sanitarios está acéfalo” y propone su “urgente regularización para que continúe realizando tareas de control en la forma eficiente que ha reconocido hasta el propio ministro Antonio Ciancio”.

Desde allí, Lacava propone crear un ente de control integral de servicios públicos “que dé participación activa a los usuarios” y que Diputados convoque a una audiencia pública para discutir el tema.

“Estuvimos y estaremos trabajando con acompañamientos o críticas, pero sin callarnos ni renunciando a nuestras convicciones, aunque al señor Daniel Canabal lo incomode”, concluye la respuesta del diputado provincial justicialista.

Comentá la nota