Anulan una insólita partida para Olivos

Anulan una insólita partida para Olivos
Costosos arreglos en la quinta presidencial
El dato era por lo menos llamativo. El presupuesto para 2010 contenía una partida de gastos de 12 millones de pesos (es decir, casi 3 millones de dólares) para obras que a simple vista parecían insólitas: la inversión estaba destinada a reparar los caminos internos... de la quinta presidencial de Olivos.

Cualquier persona que haya estado en la residencia oficial para participar de los últimos actos de Cristina Kirchner pudo advertir que los senderos internos estaban intactos. Ni baches ni grietas ni nada que requiriera tamaña erogación.

Antes de que la polémica partida se convirtiera en un escándalo, y luego de que LA NACION indagara sobre el destino del dinero tras una carta de lectores del diputado nacional Federico Pinedo (Pro-Capital) publicada en este diario el viernes, el Gobierno decidió dar marcha atrás con la iniciativa y anular por completo el monto que había requerido.

La decisión fue comunicada después de sucesivos pedidos de informes de LA NACION a la Secretaría General de la Presidencia, que conduce Oscar Parrilli, a cargo de las refacciones y mantenimientos tanto de la Casa Rosada como de la quinta presidencial. Finalmente se informó que, por no haber sido una obra requerida por esa dependencia, el pedido de los fondos había sido dado de baja.

La partida de $ 12 millones aparecía publicada en el proyecto de presupuesto como parte de las obras de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación, que conduce José López. El total estaba dividido en diferentes montos en tres años. Para 2010 se había dispuesto $ 1.000.000. Para el año siguiente, $ 2.789.490, y para 2012, otros $ 2.000.000. Sin especificar más allá, se disponía de otros $ 6.210.510 para aplicar en años sucesivos, lo que daba en total una inversión para los caminitos de 12 millones de pesos.

El lunes pasado, LA NACION consultó a Parrilli sobre la exorbitante cifra. Sorprendido, el funcionario negó de inmediato haber dispuesto tal partida de dinero. "¡Si los caminos de Olivos están intactos!", exclamó el funcionario. Y comenzó a revisar papeles.

Reconoció, no obstante, que sí tenía previsto, como todos los años, utilizar alrededor de un millón de pesos para el mantenimiento general de la quinta presidencial y especialmente para arreglar la casa del administrador, a la que se le cayó un árbol hace un tiempo e insumiría los mayores aportes.

Tres días después de la consulta de LA NACION, los 12 millones de pesos fueron dados de baja. Así lo estableció una resolución que envió la Secretaría de Obras Públicas a la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, fechada el 5 del actual.

Firmada por Ariel Santamaría, asesor de José López, la carta "solicita que se excluyan" las partidas de 12 millones de pesos presupuestadas para la "reparación de caminos en la quinta de Olivos" y una segunda partida también sugestiva que destinaba otros 25 millones de pesos para la misma finalidad, pero para los caminos y accesos a Campo de Mayo, según consta en la copia de la resolución que obtuvo LA NACION.

Ambos desembolsos constaban en la planilla anexa del artículo II de la ley de presupuesto, donde se establecían el monto y apenas una descripción de las obras en una línea, sin especificar detalles.

"Por indicación del señor secretario de Obras Públicas de la Nación, se solicita que excluyan de la planilla anexa del artículo II de la ley de presupuesto las siguientes obras por no corresponder a nuestra jurisdicción", establece el texto. Y propone eliminar los 12 millones de pesos para los caminos de la quinta y, de paso, los otros 25 millones de pesos que también estaban presupuestados para Campo de Mayo.

Reformas

En los últimos tiempos, la residencia de Olivos fue refaccionada especialmente para los actos que la Presidenta solía hacer allí el año pasado. Desde las elecciones del 28 de junio, la jefa del Estado volvió a usar la Casa Rosada para sus presentaciones. Uno de esos arreglos fue en el tradicional quincho donde Carlos Menem hacía sus asados, frente al edificio conocido con el nombre de La Jefatura, donde tienen sus oficinas Néstor Kirchner y la Presidenta. El sector fue inaugurado públicamente con la primera conferencia de prensa de Cristina, el año pasado.

Otro de los gastos que corrieron por cuenta del Estado fue fuera de la quinta, con la construcción de un conjunto de cocheras sobre la calle Wineberg en el que se invirtieron $ 700.000 para 24 cocheras cubiertas y 14 descubiertas. Era un viejo lote que pertenecía al Ministerio de Planificación, que pasó así a formar parte de la residencia de Olivos.

12 millones

De pesos

* Era el monto que estaba previsto en el presupuesto para el año próximo para arreglar los caminos de la quinta presidencial.

25 millones

De pesos

* Ese dinero estaba destinado para los caminos dentro de las dependencias de Campo de Mayo.

700.000

Pesos

* Le demandó al Estado la construcción de 38 cocheras en un lote contiguo a la residencia de Olivos.

Comentá la nota