Antonuccio: "Los peronistas del Conurbano bonaerense vamos a apoyar a Néstor Kirchner"

Oriundo de Merlo, y amplio conocedor de la vida peronista en la provincia de Buenos Aires, el diputado bonaerense Alfredo Antonuccio (FpV-PJ) afirma que "el verdadero conductor del peronismo, tanto a nivel nacional como de los peronistas del Conurbano bonaerense, es, sin lugar a dudas, Kirchner".
También resalta que "hay una maniobra política desenmascarada de intentar debilitar al gobierno popular de Cristina Fernández de Kirchner". De este y otros temas de la coyuntura política provincial y nacional -debate por la Ley de Medios incluido-, el legislador charló en esta entrevista exclusiva con Agencia NOVA.

- ¿Qué opinión le merecen las recientes declaraciones de Eduardo Duhalde respecto a que "no descarta" ser candidato en el 2011?

- Me parece natural que todo dirigente peronista tenga la posibilidad de expresarse. Yo tengo una visión muy democrática en este tema, y creo que cada uno puede hacer lo que considere válido. Hoy mi opinión es que hay que apoyar el gobierno nacional. Como dirigente peronista, considero que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner está llevando adelante un proceso político muy rico, que está decidido a ir desenredando los intereses monopólicos que se dan en muchos sectores. Una de las direcciones donde se nota esto es la situación del campo, donde, en el marco de una concentración muy profunda, había quienes se venían beneficiando del rédito económico de las exportaciones en forma abrumadora, y que no tenían la más mínima intención de compartir con el resto de los sectores sociales esas millonarias ganancias. Ese mecanismo de concentración del capital y la riqueza también se da, entre otros casos, en as empresas que manejan el negocio de la comunicación.

- Yendo a lo partidario, Duhalde dijo que tiene intenciones de conducir el PJ y que, incluso, ganaría por amplio margen. ¿Cómo ve esto?

- Puedo hablar por lo que conozco, y tiene que ver con el Conurbano. Los peronistas del Conurbano bonaerense mayoritariamente vamos a apoyar a Néstor Kirchner. Hay un convencimiento de que la construcción política que viene planteando Kirchner tiene que ver con la visión peronista, con la idea de justicia social que encarna el peronismo y que Kirchner hoy lleva adelante desde el PJ, aunque circunstancialmente haya pedido licencia. El verdadero conductor del peronismo, tanto a nivel nacional como de los peronistas del Conurbano bonaerense, es, sin lugar a dudas, Kirchner. Después puede haber distintos hombres y mujeres que pueden tener algún grado de representación parcial, pero quien concita el mayor apoyo es Kirchner.

- ¿Considera, sobre todo desde el conflicto del campo a esta parte, que volvió cierto antiperonismo tradicional?

- Estoy convencido de que existen sectores gorilas, sectores antiperonistas, que son claramente destituyentes. Creo que hay una maniobra política desenmascarada de intentar debilitar al gobierno popular de Cristina Kirchner. Esto se nota desde los grandes medios de comunicación concentrados hasta los sectores monopólicos de la cadena agroalimentaria, la patria financiera, algunos dirigentes empresarios y gremiales que no dudan en generar políticas divisionistas que intenten crispar a la sociedad en contra del Gobierno. De cualquier manera, a mí no me preocupa, porque, quienes conocemos la historia de este país, y del peronismo, sobre todo, sabemos que, cuando se tocan determinados intereses, cuando se impulsan políticas que intenten modificar la distribución de la riqueza, estos sectores "saltan" con mucha violencia; y que, generalmente, encuentran también en el poder político y económico internacional los aliados naturales. De todos modos, considero que el pueblo argentino tiene en claro que hoy hay que defender al gobierno de Cristina, que su suerte es la propia suerte del pueblo argentino, y por eso no dudo que el pueblo se siente muy cerca del gobierno nacional.

- Teniendo en cuenta eso, y según su visión, ¿qué deberían hacer Daniel Scioli en la Provincia y Cristina Fernández de Kirchner en el país para poder dar la pelea electoral en 2011?

- Lo que se viene haciendo. Cuando existen áreas que no funcionan como uno quisiera, hay que producir cambios. Y, en esto, hay una apertura por parte del Gobierno en tratar de entender la demanda de los sectores sociales. Yo soy un convencido de que hombres como Julián Domínguez en el Ministerio de Agricultura vana a aportar a destrabar conflictos. También creo que, cuando existen problemas, uno no tiene que desdecirse de lo que piensa, sino que, si se está convencido, debe ser coherente y consecuente con eso. Y eso será reconocido por el pueblo. El peronismo no tiene que ser, como elemento superior, una máquina de ganar elecciones a cualquier costro político. Más importante que buscar los mejores candidatos desde el punto de vista del marketing es ser coherente con lo que uno piensa, y ofrecerle a la sociedad, con toda la honestidad intelectual posible, cuáles son las propuestas y los proyectos políticos de los que uno está convencido. Esos son los proyectos que la sociedad tiene que evaluar; y, si no está de acuerdo, si considera que este modelo social, económico, político, latinoamericano, que hoy mantiene relaciones cercanas con Lula (Da Silva), (Michelle) Bachelet, Evo Morales, (Rafael) Correa, en fin, con cada uno de los presidentes latinoamericanos con quienes venimos en esta construcción, si no está de acuerdo, entonces, votará otra cosa.

- ¿O sea que es necesario, como dijo Kirchner, "profundizar el modelo"?

- Nosotros debemos ser coherentes con lo que pensamos y profundizar la distribución de la riqueza. Todos los sectores tienen que ser parte de este modelo integrador de país que queremos, pero no debemos olvidar que el sector más agredido históricamente por las políticas capitalistas salvajes fueron los sectores populares; entonces, estos sectores, sobre todo los jóvenes, las mujeres y los trabajadores, deben tener la prioridad para mejorar sus ingresos y poder estar en una mejor situación que aquella en la que los encontramos en 2003.

- ¿Por qué cree usted que Scioli tiene que hacer un acto para reafirmar que va a seguir siendo gobernador hasta 2011 y no va asumir su diputación nacional?

- Considero que el acto no es imprescindible, pero esto tiene que ver con la opinión que tenga el presidente en ejercicio del PJ (Daniel Scioli). Pero si el gobernador considera que está bien hacer un acto para reafirmar su voluntad de gobernar la provincia de Buenos Aires, incluso más allá del 2011, me parece bien, y lo vamos a apoyar. Y, si no lo hace, y no lo considera necesario, también. Scioli tiene la suficiente legitimidad como para que cualquiera de las dos alternativas esté bien. No considera antagónicas ni imprescindibles a ninguna de las dos.

- Como legislador, ¿cómo vio el debate que se dio en el Congreso Nacional por la Ley de Medios?

- Es importante democratizar de una vez por todas la posibilidad de participación en la política de comunicaciones de la Argentina, no sólo en cuanto a la opinión pública sino también en lo que hace a las múltiples ganancias que esta política genera en un país, y que en Argentina está monopolizada fundamentalmente por un grupo que tiene mucha influencia y, después, por algunos grupos regionales que también son socios minoritarios de esa gran corporación. El resto de la actividad ligada a la comunicación corría y corre con desventaja. Soy optimista, y espero que este viernes podamos contar con la nueva ley de Servicios de Comunicación en Argentina. Soy un convencido de que esta ley va a democratizar la política audiovisual, porque va a posibilitar cada vez a más argentinos estar en condiciones de acceder a los medios de comunicación, y eso va a permitir mejores y mayores condiciones de trabajo.

- ¿De qué manera la nueva Ley de Medios traerá beneficios para la sociedad?

- Hay muchos argentinos que trabajan en medios de comunicación regionales, zonales y comunitarios, que hoy están en negro y no tienen un trabajo registrado. Y esto es porque la sociedad de los grandes monopolios comunicacionales así lo necesitan. Con una nueva ley no sólo vamos a tener acceso de todo el mundo a la posibilidad de informase y opinar, sino un número muy importante de fuentes de trabajo que se van a abrir en función de esta nueva realidad. (www.agencianova.com)

Comentá la nota