Antonio Toledo le vendería sus Super a Wal Mart y trabajadores temen por su futuro laboral

Trabajadores de los Supermercados Toledo a través de delegados obreros , hicieron llegar una nota al Obispo Diocesano, Monseñor Alberto Puigari donde se refieren a la desocupación que sacude a Mar del Plata y se refieren a los rumores de venta de esta empresa a la Multinacional Wal-Mart. Temen por la continuidad laboral de cientos de trabajadores.
En la nota que lleva las firmas de Andrea Magurno,Natalia, Karina Zufriategui, Natalia Borean, Matías Cardoso, Alejandro Belaiti, Sergio Kaminski , Brian Cardoso, señalan textualmente en la carta hecha llegar al Obispo:

Evidentemente en esta ciudad a la que el turismo nacional e internacional la llaman la ciudad feliz, es solo por un recuerdo lejano de lo que supo ser, escondiendo como en casa propia, bajo la alfombra, durante años una desocupación estructural hoy a la vista de todos -como montañas de tierra- de miles de trabajadores aglomerados que escalan a un índice hasta el día de hoy de un 14%.

Este índice permitámonos humanizarlo y entender que esta conformado por seres humanos con nombre y apellido que seguramente tiene el nombre de un padre, hermano, vecino, amigo o una madre etc. Esta desocupación trae aparejado no solamente la falta de empleo sino otro tipo de pobreza a la que no podemos dejar de lado que es la de miles de trabajadores que tienes un alto índice de NBI (necesidades básicas insatisfechas) evidentemente sus ingresos no alcanza para cubrir las mínimas necesidades (alimentación, vivienda, educación)

Ya en esta ciudad no solo se aglomeran la pobreza en una periferia sumida en el hambre de aquellos que vinieron en busca de un porvenir o bien de los que desde el interior se sumaron a una temporada de trabajo y no pudieron regresar a sus ciudades natales.

La pobreza hoy a afectado a los que denominamos nuevos pobres desocupados con las políticas de los noventa aquellos que viven en el centro de la ciudad o en aquellos barrios que diríamos que solo ostentaban aquellos marplatenses de un alto poder adquisitivo.

Podríamos decir que hay quién vino para quedarse y hoy pareciera ser que es ciudadana ilustre a la cual el poder político y económico de la ciudad le van a entregar las llaves de esta por permanecer ya más de treinta a años. Sr obispo estamos en presencia de la ciudadana POBREZA.

Pobreza que vino en los años setenta cuando políticas erróneas dieron por tierra al motor de la industria nacional acentuada en los ochenta, luego en los noventa con las desregulaciones y el auge de las economías globalizadas y las flexibilizaciones laborales sin descartar el azote cometido al pueblo en la crisis del 2001 solo acentuaron marcando a fuego esta desocupación estructural a la que estamos sumidos hoy en día.

Por si este flagelo fuera poco vienen a esta ciudad cual la conquista de América, trayendo en sus manos espejos de colores prometiendo instalarse y fomentar el crecimiento del empleo, sabido y ya conocido por todos lo que trae aparejada estas inversiones que es el desgarro del comercio local, la industria nacional y las economías sustentables sometiendo aún mas a esta ciudad a engrosar las estadísticas de la desocupación y la pobreza.

Es por todo esto que hoy imploramos a Dios fuente de toda razón y justicia escuche a aquellos mudos de los medios, humildes trabajadores que solo pretenden una Mar del Plata floreciente económicamente, con un desarrollo sostenido e inclusiva.

Hoy nosotros los trabajadores de Supermercados Toledo les imploramos nos escuchen para decirles que se avecina una Mar del Plata aún mas pobre que la que conocemos hasta nuestros días.

La crisis por la que atravesamos desde el 2006 es conocida por todos como también los rumores de venta de esta empresa a la Multinacional Wal-Mart. Detengámonos un minuto y pensemos solamente lo que puede provocar esta venta.

Si solo entendemos que afecta a nosotros los trabajadores de Toledo estamos equivocados. Toledo es cliente de 700 pymes de la ciudad, siendo el cliente preferencial o único en el mayor de los casos, por lo que si se concretara esta venta no tendrían razón ser estas empresas ni sus trabajadores ya que la multinacional de la que hablamos concentra sus compras fuera de la ciudad.

No es menos importante que de los 180 trabajadores que se encuentran en la central de Toledo no tendrán razón de ser ya que la administración de esta empresa se encuentra en Capital.

Y si le sumamos el agravante de que en estas multinacionales la antigüedad promedio llega a tres años, que pasará con los miles de trabajadores de nuestra empresa cuya antigüedad promedio ronda los quince años y que es una de la más alta del sector, ya que en nuestro rubro la antigüedad promedio a nivel nacional es de ocho años.

Es inimaginable los perjuicios que traen aparejados de estos mercados concentrados de capitales a esta ciudad carente de empleo y posibilidades de inclusión social donde tener treinta años es ser viejo para el mercado laboral, la falta de instrucción mínima (secundario), la escasa capacitación propinada por las políticas sociales noventistas solo hacen que estemos sumados a engrosar las estadísticas del desempleo, el hambre y la desocupación.

Nosotros, los trabajadores, no les pedimos esta vez que se preocupen por este panorama antes descripto sino que se ocupen de esta problemática por que está en ustedes, los formadores de políticas sociales y empleo de revertir estas situaciones y flagelos que nos están azotando hace mas de treinta años y que puede ser aun mayor y estamos todavía a tiempo de solucionarlo.

Miles de familias y sobre todos nuestros hijos van agradecerles haberles dejado la ciudad programada por ustedes para su futuro.

Comentá la nota