En San Antonio el conflicto aduanero desató la bronca de los comerciantes

La localidad estuvo prácticamente paralizada porque los locales no abrieron. Por la tarde, en una reunión, autoridades del Ministerio de Agricultura de Brasil, anunciaron que parte de la medida quedaba sin efecto
Cuestionamientos. Federales pidieron identificación antes de la primera reunión.

San Antonio. Los comerciantes de esta localidad salieron ayer a las calles a protestar por la medida del Estado brasileño de restringir el ingreso de mercadería argentina. Interrumpieron la circulación en una mano de la avenida Vuelta de Obligado, que llega hasta la cabecera del paso vecinal fronterizo que comunica con Santo Antonio (Brasil).

Indignados, desde el martes los comerciantes de San Antonio hicieron sentir su malestar por la medida que los perjudica y que hizo caer las ventas que ya estaba en baja por la devaluación del real. Desde el lunes, la aduana del lado brasileño empezó a aplicar la norma -que tendría 10 años de antigüedad pero nunca había entrado en vigencia- y generó la inmediata reacción de los comerciantes.

Pero el conflicto llegó a su punto máximo de tensión ayer, porque a pesar de que estaba prevista una reunión en la aduana de Santo Antonio, con autoridades del Ministerio de Agricultura, los propietarios de los comercios nunca fueron atendidos e incluso denunciaron que recibieron malos tratos de efectivos de la Policía Federal brasileña.

“Era una reunión acordada y cuando llegamos los federales nos frenaron y nos ordenaron que nos identificáramos”, comentó Miguel Nuñez.

“Fuimos a la reunión con intención de que se destrabe el conflicto, pero esperamos y como vimos que no había intenciones de atendernos y no recibimos explicaciones, volvimos y cortamos el paso”, comentó Jorge Rojas, integrante de la Cámara de Comercio.

La principal queja de los vecinos de San Antonio es que la medida que se comenzó a aplicar en la vecina localidad fronteriza no rige en Dionisio Cerqueira, en la frontera de Bernardo de Irigoyen.

La protesta en el paso internacional era total en el mediodía de ayer, posteriormente intervino Gendarmería Nacional Argentina y los manifestantes habilitaron un carril de la avenida. Pero hasta las 18 estuvieron en asamblea permanente y a la espera que desde la Aduana brasileña confirmaran la llegada del responsable del Ministerio de Agricultura de ese país para tratar el tema.

La prohibición de cruzar mercadería alcanzaría a productos de origen vegetal, animal y a muchas otras mercaderías industrializadas y envasadas que anteriormente se pasaba sin inconvenientes, como aceitunas, aceites y harina.

“Nosotros nos sentimos totalmente avasallados y maltratados, porque fuimos tratados sin ningún tipo de respeto por los efectivos brasileños, cuando intentamos reunirnos y tratar el tema tranquilamente”, criticó otro comerciante.

Principio de acuerdo

Después de las 18.30 finalmente se reunieron los comerciantes en la aduana de Santo Antonio con autoridades del Ministerio de Agricultura y se llegó a un principio de acuerdo.

Según precisó Núñez, “darían marcha atrás con la medida en parte, aunque no se resolvió el tema del paso de la harina”.

Los comerciantes explicaron que “los clientes de la localidad vecina vienen en busca de uno o dos paquetes de harina que está envasada y que siempre se pasó”.

Por su parte, el intendente de la localidad, Valentín Fonseca, indicó que la devaluación del real impactó en las ventas de los comerciantes y que se sumó la restricción del cruce de productos y eso generó el malestar general.

Comentá la nota