Antonini Wilson dice que entró a La Rosada "por un costado"

Confirmó que "nunca" se le pidió identificación para ingresar a la Casa de Gobierno, el 6 de septiembre de 2007, como lo muestra un video de canal 7.
El empresario venezolano Guido Antonini Wilson confirmó que "nunca" se le pidió identificación para ingresar al acto en la Casa Rosada y aseveró que sorteó "el control sin que nadie pregunte nada", dos días después del incidente con la valija de los u$s 800 mil.

Antonini Wilson ratificó así su presencia en un evento en la Casa de Gobierno el 6 de septiembre de 2007, tal como se reveló esta semana a partir de un video de Canal 7, y adjudicó la falta de control a que "estaba junto a la gente de (Julio) De Vido", el ministro de Planificación Federal.

"Me di cuenta lo que era tener poder. Había mucho control, muchos policías, incluso disfrazados de cosas especiales, y nadie nos preguntó nada", relató el empresario en una entrevista que publica hoy el diario Perfil, refutando la versión del Gobierno nacional que aún niega su presencia en el evento.

Al ser consultado acerca de si se le requirió alguna identificación, reveló que "nunca" porque "entramos por un costado" y precisó que "subimos unas escaleras y llegamos a un lugar donde había unos detectores de metales iguales a los de los aeropuertos, pero nosotros pasamos por un costado. Salteamos el control sin que nadie nos pregunte nada".

Según comentó, al ingresar al salón Blanco, donde el entonces presidente Néstor Kirchner y el venezolano Hugo Chávez compartieron un acto, el funcionario de PDVSA Diego Uzcátegui "me agarró y me dijo que me siente adelante, junto a Rafael Ramírez", presidente de la petrolera estatal.

"Querían que esté en primera fila. Dije que la silla era muy frágil y me quedé parado unas filas más atrás", describió Antonini Wilson -en coincidencia con las imágenes de Canal 7-, y mencionó que fue "una excusa para no sentarme en ese lugar, no quería estar ahí".

Por último, el empresario confirmó que el ministro De Vido "me saludó con una palmada en el hombro y me sonrió", aunque manifestó no saber "qué me quiso decir con eso", en referencia al gesto positivo del responsable de Planificación Federal.

Comentá la nota