Antioch, un "paraíso" para violadores

La ciudad en la que Phillip Garrido perpetró el secuestro y abuso de Jaycee Lee Dugard alberga al menos a 144 ex convictos por violación y pedofilia.
El caso conmovió primero a los Estados Unidos y luego al mundo entero. Jaycee Lee Dugard se reencontró después de 18 años de cautiverio con su familia. Pero aún no se explica cómo los investigadores de su desaparición, si bien visitaron la casa de los captores en varias oportunidades, nunca pudieron descubrir el sitio donde Phillp Garrido la ocultaba en Antioch.

Esa ciudad estadounidense y su zona circundante son el lugar elegido para vivir por más de 144 ex convictos acusados de violación y pedofilia. Una de las razones, según los vecinos, es el hecho de que "la gente aquí no es sociable, no se saludan por la calle. Simplemente nadie le presta atención a lo que hacen los demás. Es la manera más simple de evitar que te disparen".

En efecto, la zona de Walnut Avenue, adonde residían Phillip y Nancy Garrido, secuestradores de Jaycee Lee y las dos hijas que tuvo con su captor, es un lugar sucio, primitivo y predominantemente habitado por gente blanca. Muchos de los hogares son un poco menos precarios que chozas de madera con nenitos jugando entre la mugre.

Las adicciones a las drogas y el alcohol son moneda corriente entre los habitantes de la región, los patios traseros de las casas están abarrotados de chatarra y basura. Una fuente de la policía local aseguró que "la gente usa drogas, evade impuestos y nunca paga sus cuentas. Viven como quieren y no se fijan en cómo viven los demás. Todos los que viven aquí están contentos con ese pacto tácito".

Una de las adicciones más frecuentes entre los habitantes de esta región es a la metanfetamina. Con un alto nivel de adictividad y causante de la pérdida de piezas dentales de sus consumidores los cristales de metanfetamina producen, entre otros efectos, deseos sexuales irrefrenables.

Garrido, cuyo padre confirmó que fue adicto al LSD en su juventud, era conocido en la región como un consumidor de esa sustancia y hasta aseguran que tenía una cocina clandestina en su patio. El laboratorio casero funcionaba dentro de una camioneta que estaba abandonada en el patio de la casa y explotó aproximadamente hace un mes. Nadie hizo la denuncia ni llamó a la policía.

Así se vive en Antioch. Y al parecer, se esperan detalles aún más escabrosos sobre la relación del secuestrador con la joven. Investigadores del FBI sospechan que Garrido, quien cumplió una condena por violación, es el responsable del asesinato de varias prostitutas de la zona.

Garrido figura en la base de datos de pederastas del Fiscal General de California. Su nombre, descripción, foto, el motivo de su condena y un mapa de su vivienda figuran allí. Su padre, Manuel Garrido, de 88 años, aseguró que su hijo está desequilibrado. "Se habla de él como si supiera lo que hace, pero no lo sabe", dijo al diario Los Angeles Times. "Ese hombre está ido. Está enfermo", remarcó.

Comentá la nota