Antikirchneristas, antialperovichistas, pero frentistas

Luis José Bussi presentó a su organización.
"El Partido Republicano ya es una realidad. Ahora los convoco a que lo lleven a ser Gobierno". Con esta frase cerró ayer el legislador Luis José Bussi la ceremonia de presentación pública de su flamante agrupación, integrada mayormente por el desprendimiento de la vieja guardia de Fuerza Republicana a partir del distanciamiento político con su hermano, Ricardo Bussi.

El origen ideológico lo confirmó la presencia de Alberto Germanó, Atilio Peluffo, Raúl Reinoso, Horacio Conesa Mones Ruiz, Juan Hermosa, Marta Ezcurra, Roberto Véliz, Horacio Suárez Chazarreta y José Malaspina. También estuvo entre el público el ex intendente Rafael Bulacio, y la madre del legislador fundador de PR, Josefina Bigolio.

Luis José Bussi reconoció que con Ricardo compartieron un tronco común. "Ahora tenemos discrepancias muy profundas en la forma de hacer política -apuntó-. Siempre vamos a ser hermanos, pero tenemos formas muy distintas de actuar para construir poder", puntualizó.

A su criterio, el PR es un instrumento para movilizar las mejores reservas morales de la provincia y poder desplazar al actual modelo de Gobierno.

"Vamos a ganar con ideas, fuerza y convicción. Somos frentistas y convocamos a todos los que se quieran sumar a desplazar al kirchnerismo y al alperovichismo. Ya es tiempo de buscar un reemplazo a esta gestión que dejó pasar la etapa económica más favorable en la historia provincial y no resolvió ninguno de los problemas estructurales. Se limitó a pavimentar calles y a hacer cordones cunetas, cuando los tucumanos necesitan otras cosas. Si hubiera habido renovación parcial de esta Legislatura, habría otra composición. No creo que José Alperovich tenga hoy, ni por asomo, la mayoría de otras épocas", aseveró.

Propuestas con respaldo

Los mayores aplausos se escucharon cuando el primogénito del ex gobernador Antonio Bussi propuso implementar planes para eliminar el hambre, mejorar la prestación de salud y aumentar la seguridad. "Son los temas centrales que a la gente le preocupan, junto con la falta de trabajo, la desnutrición y la lucha contra la pobreza que margina a amplios sectores de la sociedad. Queremos que todos tengan igualdad de oportunidades en un mundo cada vez más exigente", remarcó.

Bussi fustigó a quienes sólo piensan en lo electoral y no planifican para los próximos 50 años. Por el contrario, en su propuesta abundan consideraciones generales a futuro, intercaladas con las críticas al Gobierno actual.

"Hemos perdido el liderazgo en la región y el orgullo tucumano es un mero recuerdo -se quejó-. estamos pobres y aislados, en una patria dominada por el autoritarismo, la prepotencia, la crispación y el enfrentamiento entre los argentinos", aseveró el dirigente

Comentá la nota