Un año más a la antigüedad de los remís

Es lo que el vecinalismo otorgará de plazo a aquellos coches cuya habilitación vence a fin de año. Pero tendrán que cumplir previamente con todos los requisitos, incluida la VTV. Acción Comunal había solicitado dos años

El vecinalismo suspenderá solamente por un año la exigencia de antigüedad menor a doce años para mantener la habilitación de vehículos como remís, en lugar de dos como lo había planteado Acción Comunal.

Este expediente lleva varios días de tratamiento, pero su definición se dará la semana próxima, cuando el jueves sesione el Concejo Deliberante, y habrá que ver cual será el texto final de la normativa que se sancione.

La propuesta de Acción Comunal es suspender de manera excepcional y por única vez, el plazo de dos años, a partir de la promulgación de la ordenanza modificatoria, la aplicación de lo establecido por el artículo que fija que la antigüedad de los vehículos no debe exceder los doce años. Y que la aplicación de lo determinado comprenderá a todos los vehículos habilitados a la fecha.

Ante esa propuesta se decidió en principio solicitar informes para conocer cuántos vehículos quedarían fuera del servicio a fin de año de aplicarse la ordenanza tal cual está.

Y la cifra realmente es importante, ya que serían unos 95 los coches que deberán ser dados de baja del servicio, en su gran mayoría modelos comprendidos entre los años 1995 y 1996, que entre ambos suman 70.

Con esa información, los bloques de la oposición resolvieron efectuar un despacho en minoría a favor de dejar sin efecto por dos años la exigencia de renovar las unidades que superen los doce años de antigüedad.

A partir de ahí el vecinalismo estuvo de acuerdo con adoptar alguna medida de ese tipo, aunque con la salvedad de que debería tratarse de un hecho excepcional y por menos tiempo, por lo cual luego de efectuar un análisis del caso con el Departamento Ejecutivo determinaron otorgar un plazo de un año para la suspensión de la exigencia de la antigüedad.

Ante esta situación, Acción Comunal aceptaría lo que en definitiva no podría ser modificado por la oposición de acuerdo a la mayoría que tiene el vecinalismo en el Concejo Deliberante.

El argumento que sostiene Acción Comunal es que los valores de los vehículos usados hacen muy difícil su actualización, y que sería importante que se puedan mantener los coches en óptimas condiciones de seguridad, higiene y comodidad para el pasajero.

Además se considera que la Municipalidad debe concentrarse en efectuar controles efectivos sobre el cumplimiento de las medidas que rigen el funcionamiento de los remís.

En eso ha coincidido el vecinalismo, lo que no es más que reconocer la falta de un control eficiente sobre el cumplimiento a la ordenanza, y que por ende lo prestan vehículos que no están en condiciones.

A al punto queda en evidencia el descontrol municipal en la materia, que el mismo vecinalismo dejaría sentado en la modificación de esa parte de la ordenanza, que para poder continuar trabajando un coche con el plazo de años vencido, deberá presentar primero el cumplimiento a todas las exigencias que dicta la normativa actual, entre ellas la VTV.

Comentá la nota