Uno de los «anticipos» de Bernal habría ido a Ana Córdoba de Colazo

RIO GRANDE.- Una vez condenados los ex funcionarios colacistas en el juicio por los «anticipos con cargo a rendir» en la órbita del Ministerio de Desarrollo Social, el caso del ahora preso Pedro Manuel Bernal se convierte en una especie de «paradigma» de la corrupción en esa gestión depuesta.

Ello en razón de que uno de los anticipos de 50 mil pesos ventilados en este juicio tiene correlatividad con la causa 16.097, en la cual se investiga a Jorge Colazo y su esposa Ana Córdoba por el presunto delito de enriquecimiento ilícito, donde también está imputado como partícipe Bernal.

Este ex funcionario, condenado a prisión, quedó establecido en el fallo como el responsable del manejo irregular de anticipos con cargo a rendir que no fueron destinados a asistir a personas carenciadas, y que en este caso se sospecha que habría ido a parar a la cuenta, de la por entonces, primera dama provincial.

En la causa por enriquecimiento ilícito, los informes dominiales concluyen que el inmueble de Fray Justo Santa María de Oro y Jujuy, de Río Grande, fue adquirido por Ana Córdoba en un valor de 40 mil pesos, según escritura, aunque hay testimonios que indican que el valor real abonado fue de 80 mil para un edificio que sería destinado a una fundación y que luego se demolió para construir departamentos.

«Venta» de un inmueble a Bernal

El inmueble de calle Fray Justo Santa María de Oro fue adquirido por Ana Córdoba el 23 de julio de 2004 por estos presuntos 40 mil pesos, y vendido a Pedro Manuel Bernal el 19 de noviembre de ese mismo año en 200 mil pesos; acordándose la forma de pago en un depósito de 50 mil pesos en la caja de ahorros y un saldo en 30 cuotas mensuales de 5 mil pesos. Bernal, en ese entonces como secretario de Obras Públicas ganaba 5 mil pesos, lo que torna difícil que pudiera destinar la totalidad de sus haberes a esa «cuota».

En este sentido se presume que la maniobra, únicamente, apuntó a que el inmueble quedara a nombre de Bernal en calidad de «testaferro».

En la causa por los anticipos con cargo a rendir por la que fueran condenados los ex funcionarios colacistas, la entonces ministra de Desarrollo Social, Miriam Francisquini, el 23 de noviembre de 2004 solicita ampliación de un anticipo por 50 mil pesos para atender casos sociales de familias, librándose el pago de este trámite a las 14:30 de ese mismo día y cobrándose por parte de Pedro Manuel Bernal a las 15:46; dinero que le fue entregado a este funcionario hoy preso.

A las 16:35 de ese mismo día, Pedro Manuel Bernal depositó esos 50 mil pesos en la caja de ahorros de la secretaria de Relaciones Institucionales, Ana Córdoba, conforme lo que estaba pactado en la adquisición del inmueble mencionado.

La obra para la cual, aparentemente, estaba destinado ese dinero nunca se efectuó.

Comentá la nota