Anticipo del intendente Zúccaro a El Diario La refacción del Pellegrini está incluida en el presupuesto 2009

Costará entre 700 mil pesos y un millón. Se hará íntegramente con fondos municipales. No alcanzará al sector que fue afectado por un incendio. Lo acondicionarán para la universidad.
Más cerca de quedar en manos del Municipio, el histórico edificio del colegio Carlos Pellegrini comenzó su lento camino hacia la recuperación de parte de lo que fue su antiguo esplendor.

Atento a lo avanzado de las gestiones, el intendente Humberto Zúccaro ya tomó sus previsiones para que el traspaso no lo encuentre desprevenido: ya le dio instrucciones al secretario de Hacienda, Daniel Ondarza, para que se incluya una partida en el presupuesto 2009 destinada a poner en condiciones la parte del edificio que tendrá destino de universidad.

El intendente le adelantó a El Diario que la obra de remodelación del ala derecha del edificio centenario de la ruta 25 costará entre 700 mil pesos y un millón. Esa es la cifra que se presupuestó para el año que viene.

Aunque en las últimas horas algunas entidades locales habían comenzado a movilizarse en busca de reunir aportes para la obra, Zúccaro desechó de plano la idea de recurrir a la colaboración de la comunidad para poner en valor el edificio.

"Tardaremos más o menos tiempo, pero esto es un tema de Estado. No es el momento de pedirle aportes a los pilarenses", señaló Zúccaro, que no descartó de todos modos hacerlo en otro momento.

El proceso para que el edificio del Pellegrini albergue una sede de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires se aceleró en las últimas horas, luego que la presidenta Cristina Fernández anunciara que hará lugar al viejo pedido del Municipio y le cederá el edificio en comodato durante los próximos 99 años.

Así, la semana que viene llegarán a Pilar funcionarios de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la Nación y de la Universidad de Buenos Aires. Aquí, se reunirán por primera vez con el intendente y firmarían un primer borrador del convenio de traspaso.

Largo camino

La remodelación del ala derecha del Pellegini, la que no fue afectada por el fuego que destruyó buena parte del edificio en enero del 2003, ya fue presupuestada por tres arquitectos.

Es que la intención de la Comuna de transformar al edificio centenario en un centro educativo no es nueva. Ya desde hace dos años habían comenzado los sondeos, aunque las perspectivas no eran justamente las mejores.

Por ese entonces, la Secretaría Nacional de Niñez Adolescencia y Familia (SENNAF) estaba a cargo de Beatriz Orlowsky, esposa del dirigente duhaldista Eduardo Amadeo. La funcionaria tenía otros planes para el Pallegrini, muy distintos a la creación de una universidad: pretendía convertirlo en un restaurante y centro de convenciones, previa privatización.

Por suerte para el proyecto local, "Yiya" Orlowsky no duró en el cargo. Al poco tiempo la reemplazó la actual titular, Marcela Paola Vessevessian, y aunque la avanzada privatizadora quedó un cajón, las perspectivas para la Comuna no habían mejorado.

Es que el organismo sólo estaba dispuesto a ceder el edificio a Pilar por el plazo de un año, lo que haría inviable las tratativas con la universidad.

Zúccaro contó una apretada síntesis de esa historia en el oído de la Presidenta, el martes pasado, mientras el gobernador Daniel Scioli daba su discurso en la USAL. Eso, sumado al pedido público que el jefe comunal había realizado minutos antes en su propia alocución, condicionaron a Cristina para dar el "sí" que terminó por destrabar la situación.

Historia

La historia del Pellegrini comenzó en 1906, cuando en la Bolsa de Buenos Aires se conformó una comisión que debía realizar una colecta para construir un monumento en homenaje a Carlos Pellegrini, fallecido ese mismo año.

Tan exitosa fue la campaña, que el dinero sirvió para cumplir un viejo sueño del estadista homenajeado: construir un colegio al estilo inglés.

El dinero alcanzó para construir el señorial edificio de Pilar, levantado con materiales llegados desde Europa junto al mobiliario, la vajilla, el gabinete de Física y Química y la biblioteca.

El 1910, el edificio fue cedido al Estado, que lo inauguró un año más tarde como establecimiento educativo.

En 1932 dejó de ser un colegio nacional y se transformó en un internado de enseñanza secundaria para menores de bajos recursos. Así alcanzó su mejor momento en la década del 60, con más de 200 alumnos. Pero en los 80 comenzó un proceso de decadencia que se profundizó en los 90, primero con la eliminación del sector de internación y luego con el cierre definitivo del colegio.

En enero del 2003 llegó su peor hora, cuando un incendio destruyó buena parte del edificio, incluida la biblioteca donde se perdieron ejemplares de incalculable valor histórico.

Ahora, de la mano del Municipio, el edificio centenario podría recuperar su razón de ser. La misma que tuvo desde siempre: la educación.

Para el año que viene

Calculan ingresos por 250 millones

El presupuesto municipal para el año que viene alcanzaría los 250 millones de pesos, adelantó ayer el secretario de Hacienda Municipal, Daniel Ondarza. Esa cifra marca un aumento sustancial respecto a los 220 millones con los que cerrará el año actual.

En diálogo como el programa SOS Noticias, de FM Plaza, Ondarza señaló que la coparticipación provincial tendrá un peso importante en el incremento del presupuesto 2009. De hecho, el año que viene la Provincia prevé repartir 4.900 millones de pesos entre los 134 municipios. De todos modos, todavía no está definido el coeficiente que le corresponderá a Pilar de ese fondo. Ese uno de los motivos por los que el Ejecutivo solicitó una prórroga de 30 días para presentar el cálculo de recursos ante el Concejo Deliberante.

Pero no todo es optimismo. Según Ondarza, la crisis internacional repercutirá en la Argentina -y por ende en Pilar- con una menor actividad económica, lo que podría verse reflejado en una merma en la recaudación de la Tasa de Seguridad e Higiene, atada a la facturación de las empresas.

Comentá la nota