CFK se anticipó al INDEC y dio una buena noticia: bajó el desempleo

La Presidenta no contuvo la primicia y adelantó que la desocupación descendió a 7,8%. Fue en la apertura de una fábrica de hamburguesas en Escobar. Luego, dejó inaugurado el Festival de Cine de Mar del Plata.
La Presidenta recorrió las refacciones del hotel Provincial y se asombró a cada paso. (Télam)

La presidenta Cristina Fernández adelantó este jueves que la desocupación del tercer trimestre del año se ubicó en el 7,8 por ciento.

Así lo informó al encabezar un acto en una empresa de producción de hamburguesas en la localidad bonaerense de Garín, donde también aseveró que "el gran desafío es profundizar un modelo que agregue valor".

“La Argentina era una tierra de oportunidades y teníamos el PBI más alto de América latina –evocó la mandataria durante el acto-. Lo habíamos logrado con un proceso de sustitución de importaciones que significó la industrialización del país".

Cristina Fernández destacó la necesidad de tener un "fuerte mercado interno con sesgo exportador, una combinación que tenemos que tener como visión los que gobernamos y los que producen".

Pese a la desconfianza que irradian las cifras del INDEC y frente a un contexto internacional crítico que anticipa una fuerte recesión, el gobierno viene anunciando una baja sostenida en el índice de desempleo.

No obstante, durante el segundo trimestre, el estudio desglosado por ciudades arrojó otros resultados. Si bien las cifras oficiales señalan que la tasa global se redujo al 8%, en un tercio de las ciudades del país la desocupación aumentó, experimentándose las subas más pronunciadas en Corrientes, Santa Fe y Viedma-Carmen de Patagones.

Las únicas dos ciudades en la que la tasa de desempleo era de dos dígitos durante el trimestre anterior, fueron Santa Fe con 12,6 por ciento y Mar del Plata con 10,3 por ciento. San Luis, con 1,2 por ciento, y Río Gallegos, con 2,2 por ciento, eran las que exhibían menor desocupación.

UNA "CINÉFILA TERRIBLE". La presidenta Cristina Kirchner viajó a La Feliz para inaugurar este jueves la 23ra. edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, y visitar las obras de refacción del Hotel provincial, donde transcurrirá parte del tradicional festival marplatense por los próximos diez días.

"Creo que el cine argentino tiene un gran compromiso en esta etapa de contar y relatarnos nuestra propia historia" porque "es la etapa de comenzar a relatar lo que nos ha pasado a los argentinos", afirmó Cristina luego de escuchar y emocionarse con las palabras del homenajeado principal, Leonardo Favio, que recibió el Cóndor Honorífico por su trayectoria de manos de la propia Presidenta, a quien le había dedicado palabras más que halagadoras momentos antes.

"Uno la ve tan frágil, tan bonita -dijo Favio, icono cultural del peronismo- y parece mentira que tenga la fortaleza de titán para enfrentar esos vendavales de mediocres, mezquinos y angurrientos" y agregó que "camina confiada porque la custodia el amor hacia la gente, que es el arma más poderosa que puede tener el ser humano".

En ese contexto y muy emocionada, Cristina dijo que el premio es “merecido pero insufiente” ya que “no hay formas de premiar las tareas de artistas como Leonardo Favio”. Para el final de su discurso, y luego de autodefinirse como una "cinéfila terrible", agregó que "el Estado en su rol insustituíble va a aportar todo lo que sea necesario" para el desarrollo del cine.

Comentá la nota