Anticipan que “no será raro” que ruralistas integren listas legislativas de cara a octubre.

“Hemos recibido invitaciones para participar desde todos los sectores con los que venimos trabajando y está bien visto desde el sector que la dirigencia rural dé ese paso” sintetizó Claudio Ersinger, al reconocer el fenómeno.
A medida que las elecciones de octubre se acercan y los acuerdos partidarios avanzan, desde el sector agropecuario reconocen que las fuerzas políticas nuevas o tradicionales tientan a los productores para que salten de la dirigencia sectorial e integren, en el mediano plazo, las listas de cara a las legislativas programadas para octubre próximo.

“Nosotros esperábamos que las puertas se abran a nivel Ejecutivo, pero lo cierto es que desde el año pasado a esta parte nos hemos entrevistado y venimos trabajando con representantes sobre todo legislativos, ésa es la realidad” indicó ayer a Multimedios El Eco Claudio Ersinger, productor lechero tandilense que viajó a Rosario para participar de un encuentro nacional del sector.

Y agregó: “No será raro que productores agropecuarios aparezcan (en las listas), porque cada uno de los partidos o sectores partidarios que nos hemos entrevistado nos han invitado a tener una participación más activa en política, algo que está bien visto desde el mismo sector”.

Para Ersinger, si desde el campo comienzan a dar ese paso comenzarían a tener “representantes directos” de esas demandas que interpretan y declaman, sobre lo que sucede en la producción primaria.

“Hay propuestas, no hay nada concreto y menos nombres, pero no se descarta ni será raro ver productores que integren las listas en las próximas elecciones” se aventuró entonces el integrante de la Cuenca Lechera Mar y Sierras.

Por ello recordó que la falta de diálogo “se ve en los anuncios que se vienen dando siempre desde los niveles ejecutivos, como diferir los pagos impositivos ahora, porque se hacen siempre sin consultar ni a los productores ni a las entidades, que son quienes realmente entienden lo que está pasando en el día a día del campo”.

La agenda política local y nacional ya puso al agro junto a la inseguridad en el centro de la escena.

Ya no hay legislador que no quiera sacarse la foto con los chacareros. Lo hizo el diputado del PRO Jorge Macri cuando estuvo en Tandil y fue recibido en la Sociedad Rural.

También los legisladores de la UCR Gerardo Morales y Ernesto Sanz se entrevistaron con la Mesa de Enlace tandilense el viernes pasado, antes de retornar a la costa bonaerense para seguir con el sondeo de acuerdos electorales.

El Comité de Seguimiento de Crisis también los ha sumado junto a industriales, empresarios, gremialistas, funcionarios y concejales, como un actor que hasta la resolución 125 no se mostraba en primer plano.

Ninguna de las cuatro entidades agropecuarias, que desde la Comisión de Enlace Nacional impulsan la participación política de sus representados, quiere dejar en evidencia sus cartas. Pero el tiempo empezó a correr, y no parecen dispuestas a desaprovecharlo.

Según los primeros “coqueteos”, en las elecciones de 2009 habrá una avalancha de representantes del campo en la oferta electoral de todos los partidos, incluso en el oficialista Frente para la Victoria, sobre todo en las provincias de la pampa húmeda.

Sin embargo, en el agro son cautelosos para no desgastar los nombres antes de tiempo. El principal temor, sostienen, es quedar en medio de pujas partidarias ajenas que desfiguren el espíritu del reclamo agrario expresado durante el conflicto por las retenciones móviles.

Comentá la nota