Antes de las lluvias, el Municipio limpia los arroyos del distrito

Las tareas alcanzan a nuestro partido y a Escobar. Se está mejorando la pendiente de cada curso de agua y se están retirando algunos taponamientos. La basura, volcada por la mano del hombre, sigue siendo el principal inconveniente.

El Municipio sigue avanzando en las tareas de limpieza de los principales cursos de agua que atraviesan el distrito, en el marco de una serie de trabajos promovidos desde Pilar pero que cuentan con el apoyo de las autoridades provinciales.

En tal sentido se supo que se continúa con las labores en los arroyos Burgueño, Toro y La Verde, atendiendo una serie de instrucciones impartidas desde la secretaria de Obras Públicas, que encabeza el arquitecto Mariano Grimaldi.

Las obras no se limitan a Pilar. Según se indicó, los trabajos alcanzarán todo el recorrido de cada uno de los cursos de agua incluso en Escobar, donde tienen desembocadura los arroyos.

La puesta en marcha de este plan de saneamiento se produce con antelación a los meses de más lluvias, sobre todo luego que en años anteriores se produjeran anegamientos considerables como consecuencia de las precipitaciones.

Cabe recordar en tal sentido que el Municipio reconoció, tiempo atrás, la falta de atención en el dragado y limpieza de estos arroyos, en el marco de obras que debería haber encarado el gobierno provincial del entonces gobernador, Felipe Solá.

Hoy, con un buen margen sobre las espaldas, la Comuna avanza introduciendo mejoras en los cursos de agua para favorecer el escurrimiento de aguas y prevenir el anegamiento de zonas pobladas.

"La tarea es de mediano y largo plazo y contempla la necesidad de mejorar el escurrimiento de los anegamientos e inundaciones que se producen en la zona", se mencionó ayer desde Obras Públicas.

Basura

Uno de los principales problemas que enfrentan las pesadas máquinas municipales es la basura, que los técnicos definieron con el eufemismo de "elementos artificiales" pero que en realidad son botellas plásticas y residuos domiciliarios.

Incluso, en cursos más importantes como el del río Lujan, algunos taponamientos fueron producidos por desperdicios como heladeras viejas, autopartes e, incluso, los restos de automotores de desguace.

Pero retomando la cuestión de los arroyos, la Comuna avanza en el retiro de malezas, árboles y otros "elementos artificiales" que impiden el escurrimiento del agua, desde las márgenes superiores hacia las desembocaduras.

Para el Burgueño, se llevan adelante tareas de limpieza y mejoramiento del curso en el tramo comprendido entre las vías del Mitre y las vías del San Martín, sobre un total de 15 mil metros lineales, tocando también el vecino distrito de Escobar.

Incluso las obras llegan hasta el interior de la Sociedad Hebraica Argentina, donde se llevan adelante tareas de mejoras y saneamiento de la laguna que hay en el interior de ese country.

En el caso del arroyo Toro, se trabaja en el tramo comprendido por la desembocadura de ese curso de agua en el arroyo Burgueño y las vías del San Martín, sobre un total de más de 3 kilómetros de extensión.

Por último, sobre el arroyo La Verde, se llevan adelante obras en el sector que va desde su desembocadura en la laguna perteneciente al Arroyo Burgueño y las vías del San Martín, con 3 mil metros de mejoras.

Por ahora la gran deuda pendiente parece ser el Río Lujan. Incluso autoridades de Medio Ambiente reconocieron la falta de interés de algunos funcionarios de la gestión Scioli para atender esta realidad.

El argumento principal es que el Municipio no está autorizado a controlar a las empresas de tercera categoría, justamente aquellas sospechadas de volcados contaminantes en el curso de agua del Luján.

La Gobernación parece ser sorda a estos reclamos. Hay sobradas pruebas de denuncias radicadas por el Municipio que cayeron en saco roto. Incluso hay una carta documento en donde la Intendencia pide la intervención de la entonces Secretaría de Política Ambiental para que se controlen a varias de las industrias radicadas en el parque local, y que podrían tener relación con el volcado de efluentes fabriles al río.

Comentá la nota