Antes de fin de año estaría concluido el acueducto de Concepción del Bermejo y Pampa del Infierno

En medio de las acciones desarrolladas en la provincia para el aprovechamiento integral del agua, se espera que para este año estén concluidas varias obras, entre ellos reservorios y acueductos, muchos de ellos incluidos en la denominada reparación histórica.

En este sentido, la titular de la Administración Provincial del Agua (APA), Cristina Magnano, puso énfasis en la importancia del acueducto que proveerá de este vital líquido a las localidades de Concepción del Bermejo y Pampa del Infierno, que “son zonas con padecimientos”.

La obra que tendrá un costo aproximado de 10 millones de pesos, cuenta con un plazo de ejecución de diez meses, por lo que las autoridades esperan que se encuentre en funcionamiento antes que finalice este año. “Son dos tramos, uno de 25 kilómetros y otro de 29 kilómetros de cañería que llevará agua a la zona a partir de pozos, uno de ellos que existía y al que se agregarán cuatro más para poder tener un caudal importante”.

Magnano dijo que se hizo el llamado a licitación de la obra del “acueducto Loro Blanco”, dando cuenta que la apertura de sobres será el próximo 9 de febrero del corriente año a las 10 en Casa de Gobierno.

Reconoció que esto no solamente beneficiará a la planta urbana de esas dos ciudades sino también a las poblaciones rurales que en muchos casos en la actualidad como consecuencia de la sequía cuenta con agua a partir de la que llega por medio de asistencia del municipio o la provincia.

Al referirse a las tareas que viene desarrollando la APA, la funcionaria dijo que “más que nada nos dedicamos al aprovechamiento integral del agua. Cuando hablamos de esto, es empezar a generar las reuniones necesarias para concretar los famosos comités de cuencas, que significan trabajar con productores de las distintas zonas y entender que hay que hacer un uso racional”.

Magnano señaló que “la provincia pasó los últimos 30 años construyendo canales y defensas contra inundaciones, para protegerse del agua o para evacuarla lo más rápido posible, pero en este ciclo de sequía es necesario replantearse ese tipo de visión para trabajar más sobre la necesidad de retenerla y distribuirla. El Chaco en momentos de precipitaciones, es una provincia que dispone de mucho agua, lo importante no es sacarla rápidamente, sino hacer previsiones para que vaya a distintos reservorios y esa es nuestra mayor tarea”.

La funcionaria también hizo saber que se está trabajando en distintas zonas de la provincia para concretar superficies con riego, siendo esto un gran aporte para el sector productivo chaqueño y “para ello estamos trabajando contrarreloj”.

Magnano indicó que en las reuniones de las comisiones están representados todos los sectores de la comunidad con quienes “se avanza sobre el cuidado del recurso, que es otro de los inconvenientes que se van presentando, porque si uno recorre algunos de los ríos de la provincia, se encuentra que mucha gente hizo diques y cierres que impiden que productores aguas abajo puedan utilizar el agua. Por eso las reuniones permite a la población ir haciendo un aprovechamiento más solidario y más productivo”.

La obra

Al referirse sobre el llamado a licitación de la obra, destacó que “las localidades beneficiadas por este emprendimiento se encuentran en la zona oeste de la Provincia del Chaco, a 250 kilómetros de la ciudad de Resistencia, sobre la Ruta Nacional Nº 16. El proyecto tiene por objetivos: Ampliar la capacidad de la fuente de agua subterránea en los parajes Loro Blanco y Pampa Juanita. Ejecutar un nuevo acueducto desde el lugar de extracción de las fuentes subterráneas hasta las cisternas de almacenamiento. Ampliar la capacidad de transporte del acueducto existente desde el paraje Pampa Juanita a la localidad de Pampa del Infierno y d) Ejecutar una cisterna de almacenamiento de 240 m3 en Concepción del Bermejo, entre otras cuestiones”.

Comentá la nota