Antes de asumir ya generó controversia

Antes de jurar como titular de la cartera de Economía, Rubén Banthje calificó de vergonzosa la actitud de los legisladores al paralizar la actividad parlamentaria durante el receso invernal.
Los acusó de no querer ver la realidad financiera de la Provincia. El presidente del bloque FPV, Ricardo WIllder, calificó de trasnochado al funcionario y no descartó que la bancada que integra decida dar por clausurado el diálogo con el Ejecutivo.

El debut mediático de Rubén Banthje como futuro ministro de Economía parece haber marcado que su estrategia de negociación con la Legislatura pasará por una franca y abierta confrontación, en particular con las bancadas de la oposición.

El funcionario, y secretario general del ARI, dijo que tiene la expectativa de poder sentarse con todos los sectores de la provincia para "ver si de una buena vez por todas logramos todos entender la situación en la que estamos", ya que dijo que le resulta difícil aceptar "que no se entienda cuál es la situación actual", en particular de parte de los legisladores.

Señaló que aún cuando el Parlamento tiene en su poder la cuenta de inversión de 2008, que demuestra un déficit de 300 millones de pesos, los legisladores siguen planteando que carecen de información económica suficiente para aprobar algunas de las herramientas financieras que viene solicitando el Gobierno. Por ello señaló que en realidad "hay una negación a ver la realidad o la voluntad de bloquear todas las acciones del Ejecutivo" para comprometer la marcha de la gestión Ríos.

Comparó esta conducta con la seguida por el Parlamento con anteriores gestiones gubernamentales, a las que dijo que sin contar con información económica cierta se le aprobaron herramientas que ahora se le rechazan al Gobierno. "Me gustaría que nos dijeran cuál es el consenso que buscan, porque por ahí el consenso no es el que nosotros entendemos, o que nos expliquen cuál era el consenso que encontraban en otras gestiones que hacia que rápidamente votaran herramientas como éstas", fustigó.

Aun cuando interpretó que el Ejecutivo es el máximo responsable de no haber podido instalar en la sociedad la realidad de las cuentas públicas, dijo que también hay "otro poder que tiene responsabilidad" en el tema, y que a pesar de ello "hoy tenemos una Legislatura que está de receso". Apuntó que los mismos legisladores que están de vacaciones son los que "te piden aumentarse un 50% su presupuesto. Son los mismos legisladores que te reclaman más agentes de seguridad, médicos o maestros, que son necesarios, o una desarraigo mayor porque la vida en Tierra del Fuego es más cara, entonces no sé qué piensan, o bien no quieren mirar los números" de la Provincia para enterarse de la realidad, señaló.

En su carga contra el Parlamento, agregó que "tenemos una Legislatura que está 90 días al año cerrada y con un presupuesto de 40 millones de pesos al año, donde tenemos trabada la liquidación del Fondo Residual desde febrero de este año, las leyes tarifarias y los presupuestos". Especial hincapié hizo en el no tratamiento de la reforma del código fiscal impulsado por el Gobierno. Dijo que esa norma "permitiría saber quiénes son los evasores en la provincia" pero que a pesar de ello no ha sido analizada. "¿Será que hay legisladores que están queriendo cubrir a los que no pagan?", se preguntó al analizar las posibles razones de la mora parlamentaria.

Cuestionó ácidamente que luego de la reunión mantenida la semana pasada por el Ministro de Gobierno con los presidentes de los bloques del FPV, MPF y ARI; desde las bancadas de la oposición se haya postergado todo debate sobre las leyes que impulsa el Gobierno hasta después el receso legislativo. "Parece que el agotamiento legislativo implica que algunos legisladores tengan que tomarse vacaciones, y a mí, como ciudadano la verdad que eso me da mucha vergüenza. Parece que algunos tienen la posibilidad económica de tomarse un descanso, que seguramente tienen bien merecido, y ese descanso personal está por encima de las cuestiones de estado. Entonces la Provincia puede espera 30 días más, aunque cada mes que se tarda en aprobar una ley tarifaria son 11 millones de pesos menos" que recibe la provincia, señaló a Radio Nacional Ushuaia.

Banthje anunció que la conducta de los legisladores del Frente para la Victoria será planteada ante Nación cuando se solicite un nuevo adelanto de coparticipación y la posibilidad de acceder a financiamiento, para que "sepan que la provincia tiene la posibilidad de contar con herramientas financieras propias" que no pueden utilizarse "porque hay legisladoras de su mismo partido que se niegan a darnos cualquiera de esas herramientas".

En cuanto al anticipo de coparticipación que se busca conseguir, dijo que es parte de "una gestión iniciada por 40 millones de pesos, de los cuales vinieron 20 millones antes de la elección, y ahora estamos solicitando los otros 20 millones". Indicó que la pretensión pasa por poder analizar un flujo de recursos "de acá a diciembre, en función de las perspectivas de Nación por la caída fuerte del consumo que va a repercutir en la coparticipación". Agregó que también "se va a solicitar asistencia financiera de Nación, y también vamos a plantear la posibilidad de obtener financiamiento en el mercado financiero".

Comentá la nota